Reportaje:

Tabacalera se quedará con las fábricas y edificios del monopolio de tabacos

Todas las fábricas, edificios y demás bienes del monopolio estatal de tabacos pasarán el próximo año a Tabacalera, SA, donde el Estado tiene un 53% del capital y unos 11.000 accionistas privados el resto. El Estado ni recibirá por ello dinero ni elevará al final su participación en la empresa. La operación supondrá para la sociedad una fuerte inyección de capital; sus actuales 6.000 millones pasaran a cerca de 16.000. El Gobierno pretende así reforzar la posición de la empresa para competir en la Comunidad Económica Europea.

Descartados los proyectos iniciales de aprovechar la exigencia comunitaria de levantar parte del monopolio para estatalizar Tabacalera, el Consejo de Ministros ha renunciado también a recibir dinero por tales activos. El Estado entregará los bienes del monopolio a cambio de la cifra que le correspondería aportar en una fuerte ampliación de capital, para la que se dan como cifras tentativas los 10.000 millones de pesetas. Pero existe el propósito de no elevar la participación estatal. Los accionistas privados, o en su defecto quienes concurran a la Bolsa -incluida la posibilidad de sociedades extranjeras-, podrán quedarse con el 47% restante.El Gobierno ha esbozado esta operación al aprobar el pasado miércoles el proyectode ley de impuestos especiales, mediante la cual quedará sentado que el Estado tendrá siempre la mayoría del capital de Tabacalera, según fuentes informadas. Sin embargo, al incluir este reserva, el Consejo de Ministros ha rechazado los primeros planteamientos, que se orientaban a utilizar los bienes del monopolio para adquirir cerca de un 75% de la sociedad y realizar para el resto una oferta pública de adquisición de acciones.

En esta decisión parecen haber influido las posiciones más poderosas dentro del Ejecutivo, las negociaciones con la CEE y las tendencias a la desaparición de monopolios reales en el tabaco. Francia, donde SEITA ha sido hasta ahora estatal, dejará un tercio de su capital en manos privadas. Japón también ha mantenido el monopolio, aunque venderá el 50% al sector privado.

Tabacalera SA, que pasa al Estado todos los años una renta por la administración y gestión de tabacos y timbres, carece de fábricas, edificios y existencias de almacen, que son propiedad del Estado. Además, un 53% de su capital también es estatal. El resto está repartido entre unos 11.000 accionistas medianos y pequeños, si se descuentan las participaciones del Banco de España (cerca del 6%), la Caja de Pensiones (otro tanto) y media docena de grupos bancarios que tienen como mucho el 3% o 4% cada uno (Urquijo, Banesto, Central, March, etcétera).

No obstante, las inversiones para construir o poner en funcionamiento las fábricas y edificios han sido financiadas por Tabacalera, que tiene derecho de reversión sobre los bienes no amortizados. Por lo tanto, la propiedad neta del Estado se limita a una cantidad muy inferior al patrimonio total: la diferencia entre el valor de tales bienes y los derechos de reversión por los bienes no amortizados.

La cifra tendrá que ser calculada como paso previo para hacer la operación. En medios de Tabacalera y en otros de la Dirección General de Patrimonio del Estado se apunta ya como muy probable que ascienda en torno a 5.000 ó 6.000 millones de pesetas.

Valoraciones

Las valoraciones, según fuentes de ambas partes, se efectuarán a precios de mercado y serátireferidas al próximo 31 de diciembre, día anterior al previsto para que tenga efectos económicos la operación: el 1 de enero de 1986. Con independencia de ello, la junta general de accionistas que acordará la ampliación de capital a la que el Estado aportará en especie los bienes del monopolio será convocada previsiblemente para febrero o marzo.El Tribunal Supremo ha declarado no exigible el ofrecer derechos de suscripción preferente a los accionistas cuando la ampliación de capital se haga en especie. Pero las fuentes consultadas de Tabacalera y del Ministerio de Hacienda señalaron que la ampliación podrá realizarse al mismo tiempo y ascender a unos 10.000 millones de Pesetas, de los cuales el Estado aportaría los citados 5.000 ó 6.000 y los privados el resto. Medios de responsabilidad en la empresa dijeron que el interés de los accionistas privados ha sido manifestado en la subida de cotizaciones bursátiles durante los últimos dos años.

Con la incorporación de España a la CEE, de las tres vertientes monopolizadas -fabricación, distribución e importación-, será modificada la tercera y las otras registrarán retoques.

La ley de impuestos especiales atribuirá a Tabacalera la administración y gestión del monopolio de fabricación de labores de tabaco, así como los de importación y comercio al por mayor en cuanto éstos se mantengan monopolizados, asumiendo los resultados de la explotación comercial de los mismos. También mantendrá la gestión del comercio al por mayor del timbre y signos de franqueo.

El Gobierno, previa comunicación a Tabacalera con dos años de antelación, podrá recabar en cualquier momento para el Estado u otra entidad pública la administración de dichos monopolios.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS