Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente mexicano llegó a Madrid en busca de inversores

El presidente de México, Miguel de la Madrid, llegó ayer a mediodía a la capital española para realizar su primera visita oficial, primera etapa de una gira que le conducirá también a Londres, Bruselas, Bonn y París. Durante su estancia en Madrid mantendrá reuniones con financieros y hombres de negocios españoles. Las autoridades españolas, por su parte, tratarán de conseguir un equilibrio de la balanza comercial bilateral, muy desfavorable para España.

Los Reyes de España recibieron ayer a mediodía en el pabellón de Estado del aeropuerto de Barajas al presidente Miguel de la Madrid y a su esposa, Paloma Cordero. En el aeropuerto se encontraban también, entre otras autoridades españolas, el presidente del Gobierno español, Felipe González; el ministro de Economía y Hacienda Miguel Boyer, y el alcalde de Madrid, Enrique Tierno.De la Madrid llegaba de Sevilla en donde descansó durante un día acompañado por el presidente del Senado de su país, Antonio Rivapalacio; los secretarios (ministros) de Relaciones Exteriores, Bernardo Sepúlveda; de Hacienda y Crédito Público, Jesús Silva, y de Comercio, Héctor Hernández.

Después de recibir los honores militares el matrimonio De la Madrid, acompañado por los Reyes marchó en helicóptero al palacio de El Pardo, donde tendrán su residencia oficial durante su estancia en Madrid. Al mediodía,, Miguel de la Madrid y su esposa almorzaron en privado con los Reyes en el palacio de la Zarzuela.

Primer contacto con González

A las 17.30 horas, el presidente del Gobierno español, Felipe González, realizó una visita a De la Madrid en El Pardo, durante la cual mantuvieron la primera de las tres entrevistas políticas que tienen previsto realizar durante la estancia del presidente mexicano en España.Tras conversar con Felipe González, Miguel de la Madrid, acompañado por su esposa, asistió a la cena de gala que los Reyes le ofrecieron en el palacio de Oriente. En la cena, el Rey afirmó que la próxima integración de España en la Comunidad Económica Europea no la alejará de América, sino que una España económicamente robusta y sana "puede mejor que nunca trabajar hombro con hombro con las naciones iberoamericanas, y en lugar destacadísimo con México, primer socio económico de España en esta área".

Asimismo, resaltó el refugio que México ofreció a muchos españoles, unos empujados por la falta de recursos económicos y otros por la guerra civil, y lo agradeció en nombre de todos. También destacó la necesidad de unas relaciones internacionales basadas en la paz, y especialmente en lo que se refiere a Centroamérica.

Por su parte, Miguel de la Madrid, después de expresar su reconocimiento por el apoyo español a la gestión del Grupo de Contadora, dijo que España es "sujeto privilegiado de nuestro proyecto. Estamos seguros que ella se encuentra en el horizonte de Hispanoamérica democrática". "Hemos procurado que la política y la diploinacia prevalezcan sobre la imposición y la fuerza", añadió.

Hoy, a las 9.00 horas, De la Madrid mantendrá en el palacio de El Pardo un primer encuentro con hombres de negocios españoles. El presidente mexicano trata de conseguir en Europa capitales para invertir en su país, después de haber logrado poner orden en sus finanzas y haber concluido la renegociación de su deuda externa. Las autoridades económicas mexicanas y españolas estudiarán también dos proyectos de cooperación: uno en el campo pesquero y otro en el del frío industrial.

Las autoridades españoles tienen también interés en lograr cierto equilibrio en la balanza comercial, que presenta un grave déficit para España: en 1984, España importó de México por valor de 1.731 millones de dólares (más de 300.000 millones de pesetas al cambio actual) y exportó sólo por valor de 207 millones de dólares (unos 36.000 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 1985

Más información

  • Las autoridades españolas tratarán de equilibrar el agudo déficit comercial