Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Svetlana Stalin honra en la URSS la memoria de su padre

La hija de Josif Stalin, Svetlana, que regresó el pasado otoño a la Unión Soviética, se ocupa activamente de honrar la memoria de su padre en el museo dedicado a homenajear la personalidad de éste en Gori (Georgia), la ciudad natal de Stalin.

Svetlana, que escribió duros ataques contra su padre durante los 17 años que pasó en Occidente, ha ayudado a ampliar el Museo de Gori con dos nuevas salas de fotografías pertenecientes al archivo del fotógrafo privado de Stalin, Vlasikov, según relató a un grupo de periodistas Nina Merikitze, guía del Museo de Gori.Svetlana, que vive en Tiflis en compañía de su hija Olga, se ha desplazado tres veces al Museo de Gori, y fue ella la que se puso personalmente en contacto con la viuda de Vlasikov para conseguir los nuevos materiales que han sustituido a una exposición sobre el desarrollo de la sociedad soviética.

Con ocasión del 40 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, la personalidad de Stalin ha cobrado nuevo lustre y ha sido ensalzada en la Unión Soviética incluso por el secretario general del Partido Comunista Soviético (PCUS), Mijail Gorbachov. Gori ha sido el centro de festejos dedicados a este aniversario en la República Soviética de Georgia.

Coincidiendo con el aniversario y con la instalación de Svetlana en Tiflis, se han colgado por primera vez en el Museo de Gori fotos de la misma Svetlana de niña, y de la madre de ésta, Nadejhda Aliluieva, que se suicidó en 1932. Con la ayuda de Svetlana puede contemplarse ahora a Nadejhda vestida con un ligero traje de verano y acompañada de su esposo, y también a la niña Svetlana tocada con un gorrito, acompañada de su padre, mientras descansaba en Sotchi (mar Negro).

A la colección de recuerdos se han incorporado asimismo varias cartas que Stalin mandara a Svetlana. En una de ellas, escrita en caligrafía comprensible para un niño, Stalin dice a su hija: "Seguramente has olvidado a papá, porque ya no le escribes".

Traslado de Moscú

Según Merikitze, Olga, la hija de Svetlana y de un arquitecto norteamericano, se encuentra "satisfecha" en Tiflis y ha estado ya dos veces en el museo de su abuelo. La niña, de 13 años, a la que reclama su padre desde Estados Unidos, asiste a una escuela de Tiflis donde se da especial atención a las clases de inglés aprende simultáneamente ruso y georgiano. Esta última lengua, señala Merikitze, se le da particularmente bien.Fuentes moscovitas habían asegurado con anterioridad que Olga se sentía infeliz a su llegada a la URSS, y que ése fue tino de los motivos del traslado de Svetlana y de su hija desde Moscú, donde vivieron a su llegada, a Tiflis. En medios georgianos se asegura que Eduardo Chevernatse, el primer secretario del PCUS en Georgia y miembro suplente del Politburó, pidió a la intelectualidad local -que tampoco se libró de la represión de Stalin- que ayudará a la hija de Stalin a adaptarse a la nueva patria.

Además de la extensión del muestrario dedicado a la vida familiar de Stalin, el Museo de Gori da hoy más profusión de detalles sobre el paradero yactividades de todos los familiares vivos del dirigente georgiano, omitiendo aquellos datos que -como por ejemplo el exilio de Svetlana o sus declaraciones en Occidente- no cuadran en la imagen idealizada que se pretende crear con plena cooperación oficial.

La conmemoración del 402 aniversario de la victoria sobre el nazismo ha "enriquecido" ciertamente el Museo de Stalin. Desde Moscú ha llegado a Gori el gabinete de trabajo que Stalin tenía durante los años 30 en el Kremlin, un abrigo de pieles siberiano e incluso el vagón que utilizara en sus desplazamientos.

El vagón, de color verde, con cortinas blancas, ha sido instalado a la entrada del museo, en el jardín, y constituye ahora la principal atracción del lugar. Entre quienes colaboran con el Museo de Gori enviando regalos desde Moscú, se encuentran el Museo de la Revolución y el Museo de las Fuerzas Armadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de junio de 1985

Más información

  • La hija del dictador vive en Tiflis, tras 17 años de exilio voluntario