Policías municipales de Alcalá protestan por la incorporación de un jefe militar

Unos cuarenta policías municipales provocaron incidentes durante el desarrollo del Pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares en protesta por el segundo punto de su orden del día, referente al concurso oposición para proveer la plaza de subinspector de la Policía Municipal. Los agentes no estaban de acuerdo con que sus bases admitiran la posibilidad de que los militares pudiesen presentarse al mismo.El Pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que se efectuó ayer, estuvo rodeado de diversos incidentes. Presidido por Teodoro Escribano, primer teniente de alcalde, en ausencia del titular, se abrió su orden del día para discutir tres puntos: la creación sin concurso de una plaza de jefe de informática, la formulación de las bases para el concurso oposición para la plaza de subinspector de la Policía Municipal y el convenio interior del cuerpo, que afecta a 500 trabajadores. Al Pleno asistieron 400 personas, convocadas por diversas entidades y sindicatos. Al llegar al punto del subinspector, plaza para la que, según las bases, podrán presentarse militares e inspectores de policía en activo, unos cuarenta policías municipales que no estaban de servicio desplegaron una pancarta en la que se podía leer: "Militares, no en la policía municipal". La orden de que retiraran esa pancarta provocó unos instantes de tensión que aumentaron cuando el público empezó a corear "militares, no; civiles, sí". En esos momentos, y dado el cariz que estaban tomando los acontecimientos, el teniente de alcalde decidió desalojar el Ayuntamiento.

Más tarde, ante las amenazas de una parte del público de entrar por la fuerza en el salón de plenos, los grupos parlamentarios se pusieron de acuerdo para permitirle de nuevo el acceso. A partir de ahí, el Pleno se desarrolló con algunos incidentes, pero pudo llegarse al final del mismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS