Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Barón considera que los controladores engañan a la Prensa

Enrique Barón, ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, cree que los controladores aéreos están engañando a la Prensa española. En declaraciones hechas ayer en Vigo (Pontevedra) a Efe, el ministro reiteró que considera injustificada la posibilidad que se les da de expresarse y alarmar a los ciudadanos. El ministro calificó de paradójico que una minoría, "como una asociación regional de controladores que tiene un tercio de representación en la zona centro", se permita opinar sobre lo mal que están las instalaciones, cuando son nuevas. No obstante, y según datos de la secretaría de organización de la Asociación Regional Centro de Controladores Aéreos (ARCCA), la organización sindical cuenta con el 90% de afiliados en el Centro de Control de Navegación Aérea de Madrid -situado en Paracuellos del Jarama- y en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Enrique Barón recordó que: "Contamos con el apoyo activo de las instancias especiales internacionales" y explicó que hay una mayoría de buenos profesionales en España, tanto en ingenieros aeronaúticos como en pilotos y controladores. Respecto a los controladores que denunciaron la inseguridad aérea, comentó que "a este grupo habría que darles un cursillo de reciclaje porque parece que no entienden en lo que están trabajando". "Lanzan rumores injustificados", precisó el ministro de Transportes.

Recriminaciones

Por otra parte, el pres Idente de la Asociación Sindical de Controladores Españoles de Tránsito Aéreo (ASCETA) -sección sindical que dice contar con más de un 20% del colectivo de controladores-, Jerónimo Orellana, hizo público ayer un comunicado en el que indicaba que la negativa de adherirse a las peticiones de la Asociación Confederal Española de Controladores Aéreos (ACECA) -mayoritaria en el sector y que agrupa a la ARCCA- quedaba en suspenso. La ACECA solicitó a Enrique Barón recientemente el cese de Pedro Tena, director general de Aviación Civil, y de Victoriano Martín, director del Centro de Control de Navegación Aérea de Madrid, que el viernes compareció en la comisión del Senado que investiga la seguridad de los aeropuertos. "Ante las recriminaciones recibidas de algunos asociados de Madrid por la decisión tomada por la junta directiva de la organización sindical de no adherirse a los planteamientos de la Asociación Confederal Española de Controladores Aéreos y la solicitud de los asociados discrepantes, informo que tal decisión queda en suspenso", añade Orellana. La asamblea general de ASCETA tiene previsto reunirse en el plazo de 15 días para mostrar su conformidad o disconformidad con las reivindicaciones de ACECA, que recientemente calificó de "inseguro" el espacío aéreo de Madrid.

Fuentes de ASCETA, indicaron que es muy probable que Orellana imita de su puesto directivo, ante la presión ejercida por el sector de la asociación sindical que ocupa puestos burocráticos en la Dirección General de Aviación Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de abril de 1985