Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'SHOCK' DE LA DEUDA DE AMÉRICA LATINA

Estado de la refinanciación a principios de 1985

La revista Informe Latinoamericano presentaba en su número del 4 de enero del año en curso un cuadro que detallaba el estado de la refinanciación de la deuda exterior latinoamericana al comenzar 1985. Los datos que se aportan a continuación son un extracto de ese cuadro. La situación ya ha evolucionado en algunos países (por ejemplo, México o Argentina), pero el marco global se mantiene. En cada uno de los países se detallan por separado las relaciones con la banca y con el FMI. Fuentes de la Comisión Económica para América Latina estiman que la deuda exterior de la región superaba a finales de 1984 los 360.000 millones de dólares.

ARGENTINANegociación inacabable

Los bancos suscribieron más del 90% de los fondos para un préstamo por 3.700 millones de dólares a 10 años (Libor -tipo de interés al que se conceden los mercados internacionales en el mercado de Londres- más 1,675% o el prime rate -tipo de interés preferencial- estadounidense más 1,25%), y una línea de crédito comercial por 500 millones. Además, aceptaron refinanciar 16.000 millones de dólares en créditos públicos y privados (12 años con tres de gracia; libor más 1,375%). Argentina pagó el 28 de diciembre 850 millones en intereses atrasados sobre la deuda pública, usando un préstamo-puente por 500 millones de dólares del Tesoro estadounidense.

El FMI aprobó el 28 de diciembre el stand by (crédito de disposición inmediata) por 1.400 millones de dólares y un crédito compensatorio por 275 millones, acordados en principio en septiembre.

BOLIVIA

Ultimátum sin respuesta

Bolivia suspendió en junio todo pago de intereses sobre su deuda de 720 millones de dólares con la banca privada internacional, y ha acumulado más de 110 millones de dólares en atrasos. Los bancos dieron un ultimátum, que venció a mediados de octubre sin que ocurriese nada. Este conflicto se arrastra desde 1981, cuando Bolivia firmó su primer acuerdo de refinanciación.

Rehúsa aceptar las recomendaciones del FMI. Si el ex presidente Hugo Banzer gana las próximas elecciones, se darían condiciones políticas para la adopción de un plan de estabilización inspirado por el FMI.

BRASIL

La incógnita política

Las negociaciones para la refinanciación de 37.000 millones de dólares que vencen entre 1985 y 1990 comenzaban a primeros de año. Brasil había afirmado que no necesitaría nuevos préstamos bancarios. Anticipa un déficit en cuenta corriente de sólo 3.000 millones de dólares (lo que sería fácilmente financiado por alrededor de 5.000 millones de dólares, esperados en préstamos de bancos multilaterales e inversiones directas).

El Brasil llegó a un principio de acuerdo con el FMI para 1985 (dentro de la facilidad ampliada por 4.400 millones de dólares para marzo 1983-diciembre 1986). Aceptó drásticas restricciones al gasto público, pero los acuerdos anteriores han sido respetados al pie de la letra.

CHILE

Petición de prórroga

Para poder cumplir con su objetivo de un crecimiento del 4% en el PIB, Chile necesitaba 1.700 millones de dólares en financiamientos externos para 1985. Los bancos privados tendrían que contribuir con 1.000 millones de dólares para que esto sea factible, pero se resistían. No quieren prestar más que en 1984 (780 millones de dólares), y quieren extraer a cambio garantías gubernamentales para la deuda del sector privado.

El stand by acordado en 1983 vencía durante el pasado mes de enero y Chile estaba negociando una nueva facilidad crediticia. Se trataría de una facilidad ampliada por alrededor de 600 millones de dólares para tres años (con un condicionamiento draconiano), o un nuevo stand by algo más relajado.

COLOMBIA

Seguir cumpliendo

Colombia es, junto a Paraguay, el único país latinoamericano que sigue cumpliendo con el servicio de su deuda pública. Quiere evitar una refinanciación. Necesita 700 millones de dólares en préstamos de la banca privada internacional para 1985, y les pidió a sus 12 mayores bancos acreedores en diciembre que la ayuden a reunir esa suma. Los bancos quieren que el Gobierno tome cierta responsabilidad en la refinanciación de la deuda del sector privado.

El FMI ha aceptado jugar un papel discreto. Es el Banco Mundial el que estaba negociando con Colombia un plan de ajuste estructural para 1985-1986.

COSTA RICA

Largo período de gracia

Los bancos acreedores de Costa Rica han mantenido su línea de crédito revólver de 225 millones de dólares para financiar su comercio exterior, y han extendido los vencimientos de la deuda a mediano plazo. Inició las negociaciones para una refinanciación de largo aliento. Necesita un período de gracia especialmente largo.

En abril llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para un stand by -de disposición inmediata- por 52 millones de dólares para 1984-1985, pero se atrasó su firma hasta fin de año. El Banco Mundial aprobó en principio un préstamo de ajuste estructural por 85 millones para 1985.

CUBA

Independiente del Fondo

Firmó el pasado 13 de diciembre los términos acordados en el mes de julio para el refinanciamiento de 100 millones de dólares (a nueve años, con cinco de gracia, una tasa de interés equivalente a libor más 1,875%, y una comisión de refinanciación de 0,875%). Los bancos aceptaron renovar la línea de crédito comercial por 490 millones de dólares hasta septiembre de 1985 (a libor más 1,25% y una comisión de 0,25% por comprometer los fondos).

Cuba no es miembro del FMI. Los términos acordados por la banca reproducen aquellos negociados por el Club de París. La URSS parece haber aceptado reescalonar los pagos correspondientes a los 7.500 millones de dólares que le debe Cuba para que comiencen en 1991 en lugar de 1986.

ECUADOR

Acuerdo de principio

Llegó a un principio de acuerdo con los banqueros el 14 de diciembre para el refinanciamiento de 4.300 millones de dólares, que vencen en los próximos cinco años (reescalonándolos a 12 años con tres de gracia). Los bancos mantendrán, además, líneas de crédito comercial no inferiores a 700 millones de dólares y le otorgarán un nuevo préstamo de largo plazo por 350 millones de dólares.

Ecuador debe obtener un préstamo de contingencia para 12 meses por alrededor de 160 millones de dólares.

GUATEMALA

Bonos de estabilización

Guatemala está pagando a sus acreedores con "bonos de estabilización" a cinco años. 400 millones de dólares fueron emitidos en 1983, pagando 11,625% de interés anual, pero se cotizaban a sólo 65% de su valor nominal. El 15 de noviembre el Consejo Monetario autorizó otra emisión por 300 millones de dólares, pagando 1,5% sobre la tasa de interés para bonos a cinco años del Tesoro estadounidense.

El FMI suspendió el desembolso del préstamo de contingencia por 121 millones ante el deterioro de las finanzas.

HONDURAS

Incapacidad de pago

Incapaz de mantener el servicio de su deuda externa, de 1.700 millones de dólares, logró la refinanciación de 230 millones de dólares en 1983. Está negociando la reestructuración de otros 120 millones de dólares.

El Esta negociando un nuevo stand by del FMI. Obtuvo antes una facilidad ampliada por 47.600 millones de dólares para 1979-1982.

JAMAICA

Pacto del Club de París

Estaba próxima a completar un acuerdo con el Club de París y la banca comercial par el refinanciamiento de un total de 362 millones de dólares.

El FMI le otorgó un total de 143 millones en apoyo crediticio. En diciembre lo dispensó de cumplir ciertas metas.

MÉXICO

El ejemplo a presentar

La firma del acuerdo de refinanciación mexicano fue postergada hasta marzo de 1985 (ya se ha cumplido), ante el atraso en la preparación de la compleja documentación necesaria. Se reestructurarán 48.600 millones de dólares, que vencían entre 1985 y 1990 (a más de 14 años de plazo con uno de gracia, pagando libor más 1,125% en promedio). El atraso ha obligado a México a postergar el prepago de 1.000 millones de dólares de los 5.000 millones de dólares prestados por los bancos en 1983.

1985 es el último año de operación de la facilidad ampliada por 3.600 millones de dólares, inaugurada en enero de 1983. Su implementación ha sido impecable y México es mostrado por el Fondo como ejemplo del éxito de sus recetas.

NICARAGUA

Pérdida de reservas

Nicaragua debía firmar en noviembre un acuerdo de refinanciación hasta finales de 1985, pero el presidente del Banco Central, Luis Enrique Figueroa, les comunicó a los banqueros pocos días antes que, dada su fuerte pérdida de reservas, el país no está en condiciones de pagar siquiera el modesto volumen de intereses allí establecido. Nicaragua ha obtenido desde 1980 las mejores condiciones de refinanciación de América Latina.

Nicaragua no ha solicitado ayuda del FMI (ni podría obtenerla con sus actuales políticas económicas). Se ha atrasado en más de 90 días en el servicio de su deuda con el Banco Mundial, lo que se tradujo en una suspensión de desembolsos por parte de este último en octubre.

PANAMÁ

En espera de un acuerdo

El confité coordinador bancario para Pananá, que dirige el Bank of America, otorgó el 14 de diciembre una extensión de 90 días para los pagos de amortizaciones, mientras se llega a un acuerdo global. Panamá quiere obtener la refinanciación de 700 millones de dólares, que vencen en 1985-1986. Quiere, además, nuevos préstamos bancarios por 300 millones de dólares anuales en los próximos dos años, pero la banca le ha advertido que deberá conformarse con la mitad de esa suma. Enfrenta pagos de intereses por 400 millones de dólares en 1985.

El presidente Nicolás Ardito Barletta negociaba con el FMI las condiciones para un préstamo de contingencia por alrededor de 130 millones de dólares para 1985-1986.

PERÚ

Las elecciones de hoy

El comite coordinador bancario, que dirige Citicorp, aceptó prestarle a Perú 100 millones de dólares para complementar una "operación rescate" montada a comienzos de diciembre con el concurso de España, México y Venezuela (que comprometieron 100 millones de dólares cada uno). El objetivo era ayudar a Perú a ponerse al día en sus pagos de intereses antes de final de 1984. Para un acuerdo de refinanciación de largo aliento habrá que esperar hasta finales de 1985.

Con un nivel de reservas en baja, elecciones presidenciales de hoy y un nuevo presidente asumiendo el 28 de julio próximo, Perú enfrenta un período financieramente difícil. El FMI suspendió su stand by.

URUGUAY

Buscando facilidades

Citibank, el líder de los bancos acreedores uruguayos, anunció el 14 de diciembre la extensión de los 120 millones de dólares en amortizaciones de préstamos que vencían durante el primer semestre de 1985.

El El presidente electo, Julio Sanguinetti necesitará no menos de tres meses para llegar a un acuerdo con el FMI para un nuevo stand by.

VENEZUELA

Sin supervisión del FMI

Llegó a un principio de acuerdo, en septiembre, para el refinanciamiento de 20.750 millones de dólares en deudas públicas (94% de las amortizaciones que vencían entre 1983 y 1988). Esa suma será pagada a 12 años y medio de plazo (el primer pago, de 750 millones de dólares, vence en el segundo trimestre de 1985), con una tasa dé interés equivalente al libor más 1,125%.

No aceptó una supervisión formal del FMI, ni ha recurrido a su apoyo financiero. El Fondo debió aceptar un papel bastante discreto. Venezuela tiene más de 12.500 millones de dólares en reservas internacionales, lo que le daba una posición negociadora indoblegable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de abril de 1985