Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia aplaza la inversión de 100.000 millones para renovar su flota

Iberia no decidirá hasta el próximo año la forma de renovar los 25 aviones DC-9, cuya sustitución pensaba concretar a lo largo del presente ejercicio y le costará unos 100.000 millones de pesetas, según han informado a este periódico portavoces de la compañía y de su principal propietario, el Instituto Nacional de Industria (INI).

La noticia trascendió con motivo de la junta general de accionistas, que ayer aprobó los resultados del último ejercicio -pérdidas de 17.126 millones de pesetas, un 43% más bajas que las del anterior- y se dispuso a recibir la segunda inyección procedente del erario público, dentro del plan de capitalización a tres años por 90.000 millones de pesetas.

Por el contrario, la junta de su filial Aviaco no pudo reducir capital y luego aumentarlo; estaba representado un 99,8% del mismo, pero los estatutos exijen mayor presencia física. En la junta de Iberia, la única mención al plan de renovar la flota procedió del representante del Instituto Nacional de Industria, Javier Álvarez Vara, quien señaló de pasada que la decisión no resultaba de momento urgente.

El anuncio de la renovación fue efectuado hace varios meses para este año y ha suscitado una dura competencia de propuestas por parte de las empresas Fokker, Boeing, McDonnell Douglas y British Aerospace, con la posterior presencia del consorcio europeo Airbus. Álvarez Vara manifestó tras el acto a EL PAÍS que el INI considera que la decisión puede esperar hasta 1986.

Aunque ante la junta no se había pronunciado al respecto, Narcís Andreu, presidente de Iberia, se manifestó de acuerdo en no decidir sobre la renovación durante 1985, pues recordó que los DC-9 tienen en promedio un 60% de las horas de vuelo admitidas internacionalmente. Sin embargo, el presidente añadió que deben intensificarse los trabajos de selección de ofertas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de abril de 1985