Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Togo gestiona el traslado de cuatro 'etarras' a Cabo Verde

ENVIADO ESPECIAL El ministro de Negocios Extranjeros de Togo, Atsou Makhe, tenía previsto llegar ayer a Praia, capital de la República de Cabo Verde, portando un mensaje secreto del presidente de su país, Gnacinbe Iaderria, dirigido al presidente de esta nación africana, Arístides Pereira. Aunque el contenido de este mensaje no ha sido revelado, en medios diplomáticos de Praia se asegura que está relacionado con la inminente llegada a este país de un grupo de miembros de ETA Militar, probablemente los cuatro que desde hace más de cuatro meses se: encuentran confinados en Togo.

Caso de confirmarse esta probabilidad en medios oficiales de Cabo Verde, el supuesto envío de los cuatro etarras confinados en Togo a esta república es una prueba de que la operación prevista con Francia probablemente ha quedado demorada. En este supuesto, ya serían dos las deportaciones aplazadas en los últimos meses, si se tiene en cuenta el frustrado envío a las islas Seichelles, también recientemente, del jefe del aparato de logística de ETA Militar, Isidro María. Garalde, Mamarru. Este etarra permaneció en Francia después de que el Gobierno de Laurent Fabius anunciara su expulsión, sin que hasta la fecha ni las autoridades de Madrid ni las de París hayan dado una explicacion a este caso.

Los cuatro etarras que se encuentran de momento en Togo son Ángel Castrillo Alcalde, Francisco Javier Alberdi Beristáin, José Manuel Galdós Oroz y Luciano Izaguirre Mariscal. Estos cuatro militantes de ETA Militar formaban parte del grupo de siete que realizó el pasado verano una huelga de hambre en el hospital penitenciario de París. Los otros treá etarras que constituían este grupo fueron enviados a España para ingresar en prisión.

El confinamiento de etarras en Togo, primer país africano que colaboró con los Gobiernos español y francés en su política antiterrorista coordinada, fue aceptado por el Gobierno de Gnacinbe Iadema dé forma provisional, como casi todos los terceros países que hasta ahora se han comprometido a colaborar.

Solución de recambio

Curiosamente, la visita de una delegación española integrada por el subsecretario del Ministerio del Interior, Rafael Vera, y por el director general de la Guardia Civil, José Antonio Sáenz de Santa María, a Cabo Verde los pasados 23 y 24 de enero para pedir a las autoridades de este país que acojan a un nuevo grupo de confinados coincidía con el cuarto mes justo de estancia en Togo de los cuatro terroristas de ETA Militar antes citados.

Desde la visita de Rafael Vera y Sáenz de Santa María hasta la llegada ayer a Praia del ministro de Negocios Extranjeros togolés, Atsou Makhe, que viajó en vuelo especial, se han venido produciendo aquí en Cabo Verde nuevos aspectos relacionados con España y en especial con la política antiterrorista.

En este sentido se puede enmarcar la visita que, desde el pasado sábado hasta el lunes, realizó a la capital de esta república el embajador de España en Dakar (Senegal), José Luis López Zatón, que estableció diferentes contactos, tanto en el aspecto logístico como policial, ante la problable llegada de un grupo de terroristas de ETA Militar.

Caso de que se produzca el confinamiento de los cuatro etarras en Cabo Verde, existe el proyecto de alojarlos en San Vicente, donde el Gobierno de este país africano tiene acondicionadas ya unas viviendas de una sola planta, todas ellas situadas en un conjunto urbanizado que en su día sirvió de alojamiento, hace más de 10 años, a familiares de oficiales y suboficiales del Ejército colonial portugués.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de febrero de 1985