Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de las fuerzas armadas filipinas, acusado de ser cómplice en el asesinato de Aquino

El jefe de las fuerzas armadas filipinas, el general Fabián Ver, íntimo colaborador del presidente Ferdinand Marcos, encabeza la lista de los 26 militares inculpados oficialmente ayer en Manila por complicidad o participación en el asesinato del líder de la oposición Benigno Aquino, ocurrido el 21 de agosto de 1983 en el aeropuerto de Manila.

El juez Bernardo Fernández, que ocupa el cargo de ombudsman (defensor del pueblo), anunció en el curso de una conferencia de prensa que el general Ver y otros ocho militares, entre los que figura también el general Próspero Olivas, jefe de la Policía Metropolitana, han sido inculpados de "complicidad", con eventuales penas que pueden oscilar entre 12 y 20 años de cárcel. Entre los otros 17 acusados de participación directa que podrían ser condenados a la pena capital destaca el general Luther Custodio, encargado de la seguridad del aeropuerto de Manila. Hay también dos coroneles, tres capitanes, un teniente, siete sargentos, dos policías y un miembro del Ejército del Aire.Los generales Ver y Olivas deberán responder de cargos de conspiración militar tendente a encubrir los hechos. La versión de los militares filipinos fue que Benigno Aquino fue asesinado por un solo hombre, Rolando Galman, en el momento en que el ex senador Aquino caminaba por la pista del aeropuerto, tras su regreso a Manila, después de tres años de exilio político en Estados Unidos. Galman -considerado como cabeza de turco por la comisión investigadora- fue abatido, a su vez, por los militares, segundos después del asesinato de Aquino. Los militares están igualmente inculpados por la muerte de Galmán.

Las acusaciones del juez Fernández confirman el informe del comité investigador que el pasado 24 de octubre concluyó que el asesinato de Aquino y de Golman fueron obra de una conspiración militar en la que sobresale como cómplice el general Ver. Nada más conocerse el informe, el presidente Marcos envió a su jefe militar y más íntimo colaborador a "un retiro temporal". Fabián Ver fue sustituido por el general Fidel Ramos, actual comandante en jefe en funciones de las Fuerzas Armadas.

El juez Fernández concluye en sus recomendaciones que los 17 principales inculpados deben ser inmediatamente encarcelados, sin fianza, mientras que los otros nueve acusados de complicidad pueden seguir en libertad provisional bajo el pago de una fianza de 15.000 pesos (unas 130.000 pesetas).

Los medios de la oposición a Marcos han acogido con satisfacción la decisión. "Esperamos que no haya concesiones para los cómplices y se haga justicia" dijo René Espina, secretario general de la Alianza Unida para la Oposición, principal fuerza política contra el régimen dictatorial del presidente Marcos. "Es un gran día para el país, pero el proceso será largo", añadió, por su parte, René Saguisag, portavoz para la Defensa de los Derechos del Hombre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 1985

Más información

  • Otros 25 militares han sido inculpados oficialmente