Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera nevada intensa del año en Madrid y problemas en el suministro de gas

La nieve cuajó en amplias zonas de Madrid ayer por primera vez en este año, al contrario de lo ocurrido el pasado lunes, tras nevar 15 minutos. A primera hora de la madrugada se registraron 0,4 litros de nieve por metro cuadrado, según informó el Instituto Nacional de Meteorología, ubicado en la Ciudad Universitaria.La cantidad de nieve acumulada en las restantes zonas de la capital fue menor. La temperatura mínima registrada en la madrugada de ayer en Madrid fue de seis grados bajo cero. Según el citado instituto, se espera que continúen los chubascos de nieve.

La jefatura de los servicios de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid coordina todas las medidas del denominado Plan Nevada, según informó ayer el jefe de dichos servicios, Rafael Noja. En una reunión celebrada el pasado día 14 por la comisión ejecutiva de Protección Civil se hizo una evaluación de los efectivos de que se dispone y que, según Rafael Noja, son suficientes.

En la citada reunión se cursaron instrucciones a los porteros de las viviendas para que limpien la nieve que se acumule en las aceras y eviten el vertido de basuras en las calles. Asimismo, se acordó enviar a los alcaldes un telegrama en el se les recuerda el decreto de colaboración ciudadana, en el que se regula el comportamiento vecinal con motivo de las situaciones por nevadas. También se decidió exhortar a los alcaldes a que utilicen los medios disponibles en el municipio para limpieza de carreteras y que, en caso de urgencia, recurran a la comunidad autónoma a través del teléfono 441 87 86.

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid, que encuadran a 340 hombres, esparcieron 700 toneladas de sal en las principales calles de la ciudad para evitar la formación de capas de hielo. El Ayuntamiento tiene una reserva de 5.000 toneladas de sal para este fin.

Fuentes de la Policía Municipal de Madrid informaron que el tráfico en la ciudad fue muy lento ayer, pero que esto mismo benefició la inexistencia de accidentes graves.

En la región se acusó un fuerte atasco de tráfico en Aranjuez, donde las carreteras presentaban grandes zonas heladas, y donde la sal se había agotado a media mañana, por lo que el Ayuntamiento de esta ciudad recurrió a los servicios de Protección Civil para que le fuese enviada más cantidad.

Una de las principales secuelas del frío en Madrid capital consistió en la falta de gas en numerosos hogares. Fuentes de la dirección comercial de la compañía Gas Madrid explicaron que al aumentar el consumo en zonas alejadas de algunas subestaciones de distribución, se produce una disminución de presión en la red de suministro. Dicha red está dotada de unos aparatos de seguridad por manzanas o por edificios. Si la presión no alcanza unas determinadas cotas, el sistema cierra el suministro.

El arreglo de estos aparatos debe ser manual, pues un aumento de presión no abre automáticamente el servicio. El servicio ayer estaba normalizado, aunque no se descartaba que surgieran algunas deficiencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de enero de 1985