Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Estudio sociológico sobre la juventud española de 1960 a 1982

Un informe sociológico sobre la juventud española que abarca el período de 1960 a 1982, presentado ayer en Madrid, ha sido realizado por Miguel Beltrán Villalba, Manuel García Ferrando, Juan González Anleo, Rafael López Pintor y Juan José Toharía. Está financiado por la Fundación Santa María y publicado por Ediciones SM.Al acto de presentación asistió el sociólogo español Juan José Linz, profesor de Sociología en la universidad de Yale, en Estados Unidos, que, además de haber estado presente en casi todos los trabajos previos en que se ha basado el mencionado informe, es considerado como el indiscutible maestro de una generación de sociólogos españoles.

El profesor Linz está trabajando en la actualidad en un nuevo informe sobre la juventud española que abarcará desde la fecha en que termina el anterior hasta 1984 y que, según sus palabras, "dejará cerrada una época y abrirá una nueva".

Según Juan José Linz, el cambio político, o lo que él llama "el clima social", no ha sido el único responsable de los cambios que se han producido en la juventud española, sino que la sociedad evoluciona independientemente de la situación política.

También indicó el profesor Linz que la juventud es más pragmática de lo que se cree y que, como los adultos, ha sentido la crisis económica y se ha adaptado a ella. En este aspecto indicó que en muchos casos el cambio en las preferencias de los jóvenes deja bien claro que asumen los cambios sufridos por los adultos, por lo que el estudio de la juventud es tan revelador del estado de la sociedad como uno realizado globalmente.

Entre los aspectos a destacar del informe, que se basa en cinco grandes encuestas realizadas durante el período, y que fue necesario compaginar a causa de sus diferentes enfoques y composición, Linz apuntó el cambio producido en cuanto a la tendencia a la igualdad entre hombres y mujeres, que a lo largo de estos 22 años se va aproximando, hasta el punto en que en la actualidad puede considerarse que hombres y mujeres tienen los mismos rasgos sociológicos generales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 1985