Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periodista Pedro Rodríguez, muerto de un infarto a los 49 años

El periodista político Pedro Rodríguez, director adjunto del semanario Tiempo, murió ayer en la isla de La Toja (Pontevedra) a los 49 años de edad a causa de un infarto. Rodríguez, que nació en Vigo en 1935, estuvo casado con la periodista Chari Gómez Miranda, de Radio Nacional de España, y tenía cuatro hijos. Será enterrado, mañana en Vigo.Rodríguez cursó estudios de perito industrial, interrumpidos para trabajar en Pueblo Gallego, un diario vigués de la desaparecida Prensa del Movimiento, en la que trabajó en varias ocasiones. En la emisora La Voz de Vigo el difunto presentaba el popular programa Meridiano Ocho. Después, trabajó en el periódico Información, de Alicante, y en la agencia Pyresa, también del Movimiento, en Madrid.

De Pyresa pasó al diario Arriba, donde empezó a hacer una serie de entrevistas titulada De la A a la Z y llegó a ser subdirector. En el diario Pueblo escribía una columna muy popular titulada La colmena. También ha trabajado en La hoja del lunes de Madrid, la revista Gaceta Ilustrada, y en Televisión Española, donde realizó muchas entrevistas. Colaboraba en el programa radiofónico Protagonistas, de Luis del Olmo.

Actualmente Rodríguez escribía un artículo semanal en Abc y otro en la revista Tiempo, de la que era director adjunto. Había recibido varios premios periodísticos.

Según un íntimo amigo, el periodista Víctor de las Heras, Rodríguez se había desplazado a La Toja para pronunciar una conferencia ayer sobre La tensión y el cambio, dentro de unas jornadas organizadas por Unión Fenosa. Después de una comida, se sintió indispuesto, diciendo "Estoy muy mal, de ésta me muero". Rodríguez fue ingresado urgentemente en la unidad de cuidados intensivos del hospital Montecelo, de la Seguridad Social, en Pontevedra, donde parecía experimentar una ligera recuperación.

Fue avisado su cardiólogo de Madrid -Rodríguez tenía una historia de problemas circulatorios, y pensaba operarse a primeros de año en Estados Unidos- que estuvo a punto de coger un avión para trasladarse a Pontevedra. Pero poco antes de la medianoche de ayer un nuevo ataque al corazón acabó con la vida del periodista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 1984