Discrepancias entre los laboristas australianos por su reducida victoria

El ministro de Asuntos Exteriores australiano, Bill Hayden, y el primer ministro, Bob Hawke, tuvieron ayer un enfrentamiento verbal sobre el decepcionante resultado que para el partido han tenido las elecciones celebradas el sábado.Hayden manifestó tras los comicios, que supusieron una disminución de la mayoría de Gobierno que eran "un fracaso". Hawke le llamó la atención y ayer, tras la entrevista que mantuvieron, Hayden manifestó que reiteraba su juicio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS