Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PABLO PORTA YA TIENE SUSTITUTO

José Luis Roca arrolló a sus rivales en las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol

José Luis Roca Millán, nacido en Manchones (Teruel) el 14 de febrero de 1934, resultó elegido ayer presidente de la Federación Española de Fútbol. Roca es el presidente número 23 de la federación deportiva más importante del país y sustituye a Pablo Porta Bussoms tras los nueve años de mandato de éste. Roca, considerado como el candidato continuista de Porta, afirmó que "esto es una etiqueta que se me ha colgado" tras reafirmar su admiración y respeto a Porta "por su labor". El nuevo presidente leyó su primer discurso, que, pese a haber sido escrito, según su confesión, la noche anterior, acababa así: "Un fuerte abrazo a todos de vuestro presidente". Roca obtuvo 250 votos de los 426 emitidos, justos los pronosticados por Josep Lluís Núñez, presidente del Barcelona y vicepresidente de la federación con Porta.

José Luis Roca, presidente de la federación territorial aragonesa, militante de Alianza Popular y que confesó admirar y respetar a Pablo Porta "por su labor", es el nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol. Roca obtuvo una amplia mayoría de votos, 250 , por los 112 de Pedro Hernández Escorial, los 57 de Antonio Baró y uno de Luis Miguel Sabaté. Hubo cinco votos en blanco y uno nulo.

Los intentos de coalición frente a Roca se mantuvieron en la madrugada anterior e incluso en un "improvisado mercadillo", según varios presentes, previo al pleno La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) se alió con Hernández Escorial y Gustavo Losa. No hubo acuerdo con Antonio Baró, candidato de los clubes profesionales, porque tanto éste como Escorial querían ser los "números uno". Baró no estaba en condiciones de exigirlo al contar con escasos apoyos y a Escorial le hicieron creer que era el vencedor.

Precipitación

"Hubo precipitación", confesaron dirigentes de los clubes profesionales. Gerardo Martínez Retamero, presidente del Betis, llegó al pleno "convencido de que se había logrado la fusión con Escorial". Vega-Arango intentó hablar antes del pleno con el ministro de Cultura, Javier Solana, sin conseguirlo, pero sí dialogó con el secretario de Estado para el Deporte, Romá Cuyás, a quien le hizo ver que no podían hacer nada "por unas normas electorales realizadas por la propia Administración". Tras la elección de Roca, varios miembros de los clubes hacían hincapié en que "nosotros no hemos sido". Tienen pendiente aún el tema de las negociaciones con la Administración por el aumento del porcentaje de las quinielas.En la reunión de estos clubes del día anterior se le pidió a Josep Lluis Núñez, presidente del Barcelona, que se definiera sobre su voto. Núñez dijo que "aún no lo he decidido", mientras su vicepresidente, Joan Gaspart, mantenía en esos momentos una entrevista con Roca y representantes de las federaciones territoriales. Baró le dijo a Núñez: "Tu silencio es elocuente". Núñez manifestó ayer que "por coherencia, el Barcelona no podía apoyar una candidatura que iba a perder claramente". Luis Martínez Laforgue, vicepresidente del Madrid, precisó: "Esto sólo ha servido para quitar las caretas". Vicente Calderón, presidente del Atlético de Madrid, insistió en que "la Administración debería anular estas elecciones". La expresión más utilizada fue la siguiente: "Siguen los mismos perros con idénticos collares".

Información telefónica

Pablo Porta, el anterior presidente, que estaba en Zúrich y que había afirmado que su voto lo enviaría por correo "y en blanco", estuvo perfectamente informado. "Con precisión suiza", según uno de los presentes, que afirmó haber seguido las evoluciones de uno de sus empleados más adeptos, quien tomaba notas de todo lo que ocurría, con detalle expreso de la hora y el minuto exacto, para pasarle luego la correspondiente información telefónicamente.Futbolistas denominados submarinos acudieron "casi de la mano de sus presidentes" y "felices por su primer viaje a Madrid". A alguno se le escapó: "Yo voto a quien me ha dicho el señor presidente del club". Al internacional Antonio Maceda, del Spórting de Gijón, le pusieron dificultades para entrar porque llegó tarde. A cuatro jugadores de Coruña, ajenos a la AFE y que también llegaron tarde, les esperaban para abrirles con rapidez la puerta. Sus instrucciones eran votar a Roca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de diciembre de 1984