Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atracador detenido en Villaverde tras utilizar como rehén a una niña de tres años

La policía detuvo el pasado domingo al atracador de una pastelería, que, en su huida, tomó como rehén a una niña de tres años y amenazó con matarla, con un revólver simulado, si no le dejaban escapar. R. R. C., de 23 años, logró en principio que un policía que intentaba detenerle le entregara su arma reglamentaria y las llaves del coche, en el que huyó.Los hechos comenzaron a las 20.15 horas del pasado domingo, cuando dos jóvenes entraron en una pastelería situada en el número 133 de la calle de Marcelo Usera , en el distrito de Villaverde. Uno de ellos intimidó con un revólver, que resultó ser una perfecta imitación de un Colt 45, a una de las empleadas, y se apoderó de 800 pesetas.

En el momento en que se estaba produciendo el atraco entró en la pastelería un policía nacional de paisano, que fue encañonado por los atracadores. Los dos asaltantes huyeron a pie por la calle de Madridejos, y fueron seguidos por el policía, que utilizó su vehículo particular en la persecución. Los dos asaltantes se separaron. El policía dio alcance a uno de ellos, se bajó del coche e hizo un disparo al aire para intimidarle.

R. R. C., según informó la policía, agarró en ese momento a una niña de tres años que paseaba por la calle en compañía de su padre y, poniéndola el revólver simulado en la cabeza, amenazó con matarla si el policía no le entregaba su pistola y las llaves del coche. El agente le entregó el arma y las llaves, y el joven huyó en el coche del policía, dejando libre a la niña.

El agente y un coche patrulla alertado por aquel persiguieron al automóvil conducido por R. R. C. que chocó, en la glorieta de Cádiz, con un Simca 1200 parado en un semáforo. El fugitivo efectuó un disparo con la pistola arrebatada al policía, pero sin alcanzar a los agentes, que luego le detuvieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 1984