Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por la adjudicación de obras ya realizadas

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer, con el voto negativo del Grupo Popular, los tres proyectos de obras de identidad visual (señalización, acabado exterior, etcétera) de las estaciones depuradoras de Rejas, Viveros y La China, del Plan de Saneamiento Integra de Madrid (PSIM), por importe de 80 millones de pesetas. Enrique Villoria, del Grupo Popular, calificó de "falacia" proponer "la aprobación de unos proyectos de obras después de que ya han sido realizadas, además por adjudicación directa".Las obras fueron adjudicadas a tres empresas en el pasado mes de julio, para formalizar las obras ya realizadas. Jesús Espelosín, responsable del área de Urbanismo, sostuvo que la actuación municipal ha sido "correcta y legal" y recordó que "mayor falacia fue entonces la adjudicación directa de las obras de la plaza del Descubrimiento, o plaza de Colón, cuando ya se había terminado la obra, en 1978". La argumentación de la oposición municipal, en este tema, fue una continuación de los argumentos expuestos sobre otros 28 puntos del orden del día, también aprobados con el voto en contra del Grupo Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 1984