Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salvador Casanovas, ex directivo de Banca Catalana declaró ante el juez

Salvador Casanovas, ex presidente del Banco de Barcelona y ex consejero de Banca Catalana, prestó ayer declaración ante el juez instructor, Ignacio de Lecea, en relación al sumario abierto contra 25 antiguos directivos de la entidad por los presuntos delitos de falsedades documentales y contables y apropiaciones indebidas. La declaración de Salvador Casanovas se prolongó hasta la una del mediodía. Casanovas es un estrecho colaborador de Pujol en el terreno financiero.

Fue uno de los responsables de la liquidación de Cervezas Barcelona y organizó, junto con él, la sustitución del equipo inicial de Enciclopedia Catalana, replanteando el enfoque ideológico de la misma. También se le atribuye la ejecución del cambio de línea de la revista Destino, con el relevo de Néstor Luján, que significó el declive de la publicación.

Con Casanovas, son ya cuatro los querellados por presuntas irregularidades en la gestión de Banca Catalana que han comparecido formalmente ante el juez instructor, después de que se personara inicialmente Andreu Ribera Rovira. Los otros son Francesc Martí Mercadal, Francesc Constans y Francesc Cabana. Cabana, cuñado de Pujol, abogado de profesión y prestigioso ensayista sobre el sistema financiero y la historia bancaria, formó parte del equipo fundador de Banca Catalana, de la que fue su último vicepresidente antes de la crisis.

Durante la próxima semana se activarán las declaraciones de ex directivos de Banca Catalana ante el juez instructor. En medios jurídicos se valora que incluso podrán pasar a declarar una media de dos querellados al día.

Cambio de estrategia

El hecho de que el abogado Piqué decidiera hace unas semanas abandonar la coordinación del conjunto de la defensa de Banca Catalana y cederla al ilustre letrado Josep Pintó se debe a un mero cambio de estrategia y a su deseo de tener las manos más libres para defender a su patrocinado, pero en medios de la abogacía no se considera probable que Piqué se limite al caso personal de Pujol.Sobre la futura declaración del actual presidente de la Generalitat y la posibilidad de que pudiera realizarla por escrito desde su domicilio o desde su despacho, circunstancia que es defendida por Piqué, algunas fuentes señalan que puede plantear algún tipo de problema. En medios jurídicos se estima que al ser la le, de Enjuiciamiento Criminal vigente anterior a las autonomías, y no estar contemplada específicamente la figura del presidente de la Generalitat como merecedora de determinados privilegios, debe regir el criterio constitucional que defiende la igualdad de los ciudadanos ante la ley.

Los fiscales que llevan el caso Catalana, José María Mena y Carlos Jiménez Villarejo, manifestaron a este periódico que no tornarán ninguna postura oficial sobre el hecho hasta el momento en que Jordi Pujol tenga que prestar declaración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de agosto de 1984