Cinco militantes del PSAN, detenidos en Barcelona y Valencia tras la muerte de un presunto terrorista

Cinco personas han sido detenidas, tres en Barcelona y dos en Valencia, a raiz de la muerte de José Antonio Villaescusa, que falleció el pasado viernes al hacer explosión una bomba que iba a colocar en Alcira (Valencia). Los detenidos son miembros del Partit Socialista d'Alliberament Nacional (PSAN), organización que defiende la independencia del territorio formado por Cataluña, el País Valenciano y las Baleares, y a la que también pertenecía el muerto.Unas 100 personas asistieron ayer al entierro del presunto terrorista. Los asistentes cantaron La Intemacional en catalán y profirieron diversos gritos y consignas independentistas. Entre ellos estaba Antonia Flores González, esposa del fallecido, que había sido detenida en Valencia a última hora de la tarde del viernes, y fue autorizada para asistir al entierro. Al terminar el acto fúnebre fue conducida nuevamente a la Jefatura de Policía. Fuentes judiciales indicaron que es posible que sea puesta en libertad en las próximas horas.

También a raiz de la muerte de Villaescusa, dos hombres y una mujer, todos ellos militantes del Partit Socialista d'Alliberament Nacional dels Paisos Catalans (PSAN), fueron detenidos el pasado viernes en Barcelona por inspectores del grupo octavo de la Brigada Regional de Información, de la Jefatura Superior de Policía.

Activistas del catalanismo

Los detenidos son el filólogo Jordi Solé Camardons, de 25 años; su esposa, la profesora de catalán María Critina Castillo Trujillo, de 24 años, y el traductor Jordi Monés Sinyol, de 51 años, que a las dos de la tarde de ayer fue puesto en libertad por la policía. La otra persona detenida anteayer en Valencia es Núria Codina, compañera de Jordi Monés. Las detenciones de Codina y Flores se llevaron a cabo a su llegada al hospital valenciano donde fue ingresado Villaescusa Martín.Jordi Monés es fundador del PSAN y actualmente forma parte de su comité ejecutivo. Es reconocida su labor como historiador y traductor al catalán, lengua a la que tradujo recientemente El capital, de Carlos Marx. Además de su militancia en el PSAN, actualmente Jordi Monés formaba parte de la asamblea local del Moviment de Defensa de la Terra en Sant Boi de Llobregat (Barcelona).

Jordi Solé, por su parte, es miembro activo de los Grupos de Defensa de la Lengua y dinamizador de la editorial Països Catalans. María Catalina Castillo trabaja en la asamblea de Sants del Moviment de Defensa de la Terra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de julio de 1984.

Lo más visto en...

Top 50