Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González propone oficialmente a Mariano Rubio como próximo gobernador del Banco de España

"El presidente del Gobierno, Felipe González, presentará al Rey Juan Carlos la propuesta de nombramiento de Mariano Rubio como gobernador del Banco de España". Este es el escueto contenido de una nota que difundió poco antes de la medianoche del 18 de julio la oficina del portavoz del Gobierno, Eduardo Sotillos, a las agencias Efe y Europa Press. Horas antes, el mismo Sotillos había manifestado que el Consejo de Ministros no había tratado el tema. La designación de Mariano Rubio era considerada como segura desde que el pasado 27 de abril y el propio Felipe González, en una reunión con la Agrupación de Periodistas de Información Económica (APIE), fuese bastante explícito al respecto.

Sin embargo, en las últimas horas, diversos círculos financieros y políticos -vinculados al PSOE- ponían en duda este nombramiento, considerándolo test para el desarrollo de la crisis gubernamental. Ahora, la incógnita está en saber quien será el próximo subgobernador del banco emisor; el candidato oficioso es Juan Antonio Ruiz de Alda, actual secretario general del Fondo de Garantía de Depósitos, aunque en el seno del partido socialista se piense en la posibilidad de que el despacho que hasta ahora ocupaba Mariano Rubio sea cubierto por un militante del PSOE. La presencia de Rubio al frente del banco emisor es considerada como un triunfo de la línea que mantiene el ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer, dentro del Gabinete.A finales de abril, en una reunión de Felipe González con un grupo de periodistas económicos, uno de estos últimos preguntó el nombre del sustituto de José Ramón Alvarez Rendueles (actual gobernador). González respondió que él era partidario de la continuidad en las instituciones y que cuando los socialistas llegaron al Gobierno mantuvieron esa filosofía. Entonces prosiguió su mandato el actual gobernador, Álvarez Rendueles. En esta ocasión también se mantendría. Otro informador preguntó al presidente si podía ser más explícito, a lo que respondió: "¿Más todavía?".

Según la ley de órganos Rectores del Banco de España, la etapa de Álvarez Rendueles finalizaba el próximo 24 de julio, es decir, el próximo martes, justo el día en el que el Consejo de Ministros se reunirá nuevamente. Por ello, sólo había dos fechas para esta noticia: o ayer, o el próximo martes. Ni en la referencia, ni en la ampliación del Consejo de Ministros se hizo mención alguna al nombramiento. En la conferencia de prensa posterior a la reunión del Gabinete, Eduardo Sotillos, al ser preguntado, afirmó "que el consejo no había tratado el tema para nada". Según la ley de órganos Rectores del Banco de España de julio de 1980, "el gobernador del Banco de España será nombrado por el jefe del Estado a propuesta del Gobierno, entre quienes sean españoles, mayores de edad y tengan reconocida competencia en el campo de la economía".

Nueva etapa del banco

Con el nombramiento de Rubio se inicia una nueva etapa en la historia del Banco de España. Es muy posible que en ella se hayan acabado la crisis bancarias, protagonistas de la anterior -"España ha padecido la crisis bancaria más importante de Occidente", ha declarado Álvarez Rendueles-, y se inicien las concentraciones entre las grandes entidades, necesarias para la entrada en la Comunidad Económica Europea. En la etapa que ahora acaba, el Banco de España ha desempeñado un papel de protagonista pese a sus intenciones de permanecer en un discreto segundo plano. La crisis financiera -que ha afectado a medio centenar de entidades bancarias y últimamente a algunas cajas rurales- y la instrumentación de una política monetaria dura para hacer frente a la depresión económica general, ha propiciado que el banco emisor saltara al primer plano de actualidad en muchas más ocasiones de las que querrían sus más directos responsables. Los bancos centrales tradicionales suelen ser centros en los que las informaciones se producen de forma muy limitada, pero los años de la transición política han generado una actuación distinta.El Banco de España ha tenido que hacer frente, a lo largo del periodo en el que Mariano Rubio ha desempeñado el cargo de subgobernador, a una crisis financiera de cuyos alcances e importancia nadie tenía una idea justa hasta que se ha producido. Gigantes con pies de barro y bancos de larga tradición han sucumbido al periodo de recesión económica que ha coincidido con la transición política. Rumasa y Banca Catalana han sido dos de los ejemplos más contundentes de esta crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de julio de 1984

Más información

  • Persiste la incógnita de quién ocupará el despacho del subgobernador