Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Bancos Bilbao y Exterior de España bajan su tipo de interés preferencial hasta el 17%

El Banco de Bilbao, que ocupa el cuarto puesto en el ranking de la banca española, y el Banco Exterior de España, el octavo, decidieron ayer reducir el tipo de interés preferencial hasta situarlo en el 17%, siguiendo el ejemplo iniciado por el Banco Occidental y el grupo de bancos de Catalana, controlados por el Banco de Vizcaya. La Dirección General del Tesoro aceptó en la subasta de ayer 221.186 millones de pesetas en pagarés a un año a un tipo de interés medio por debajo del 14%. Las presiones de la Administración por impulsar una reducción en el coste del dinero en operaciones de activo y de pasivo empiezan a dar sus frutos.

El grupo del Banco de Bilbao, formado por este mismo, el Industrial de Bilbao, Banca Más Sardá, Promobanc, Huesca y Comercio, aprobó ayer la propuesta del presidente del Bilbao, José Ángel Sánchez Asiaín, de reducir los tipos de interés preferenciales para todas sus operaciones crediticias entre 0,25 puntos y 1 punto, según modalidades, siendo el primero de los siete grandes que modifica el tipo de sus operaciones activas y no sólo de una parte de su grupo.Francisco Fernández Ordóñez, presidente del Banco Exterior de España, con mayoría de capital público, planteó ayer ante la dirección ejecutiva de la entidad la reducción en medio punto del tipo de interés preferencial a tres años, para alinearlo con el del Banco Occidental y el del grupo de Catalana. La decisión del Banco Exterior afectará a todo el grupo, compuesto por el propio Exterior, Alicante, Cantábrico y Simeón.

El presidente del Exterior declaró ayer que "la rebaja de medio punto en el tipo de interés preferencial se hace no sólo por acoplar la actividad del banco a la política económica del Gobierno, sino también para que sirva de cierto estímulo a la recuperación de la inversión empresarial".

La baja del tipo de interés de las operaciones activas del Bilbao y el Exterior ha sido la primera reacción al anuncio de ayer de que una parte de los bancos del Vizcaya tomaba una decisión unilateral en este sentido.

Medida sorpresa

La sorpresa al adoptar la medida en solitario y no esperar a alcanzar un acuerdo unitario entre el conjunto de la banca y el Ministerio de Economía y Hacienda ha levantado suspicacias entre algunos de los grandes bancos, que se han concretado en declaraciones que señalan el carácter parcial de la rebaja, ya que no afecta al propio Banco de Vizcaya, sino a algunas "segundas marcas", que no tienen que cubrir coeficientes. El empuje a esta nueva situación dado por el grupo del Bilbao y del Exterior rompe este razonamiento.

Otros bancos han señalado que la decisión es muy importante y que será estudiada con detenimiento, ya que puede quebrar todas las expectativas actuales. En este sentido, han recordado que recientemente los bancos estadounidenses procedieron a elevar sus preferenciales hasta el 13,5%. Por último, algunos bancos señalaron también como justificación el hecho de que tanto el Occidental como el grupo de Catalana tendrían en su cartera de activos una elevada suma de pagarés del Tesoro -y, consecuentemente, una escasa actividad de inversión en el sector privado-, que tratarían ahora de recuperar con esta reducción de los tipos. Un portavoz autorizado de la patronal del sector, Asociación Española de Banca Privada (AEB), no quiso hacer ningún tipo de comentario sobre el cambio de tendencia en los tipos de interés.

En medios del Ministerio de Economía y Hacienda y del Banco de España se señalaba como muy positiva la decisión del Vizcaya y se relacionaba de manera inmediata con la reducción sensible del tipo de interés medio de la subasta de pagarés celebrada ayer, que era la última antes de que entre en vigor el coeficiente de regulación monetaria que bancos y cajas de ahorro tienen que cubrir mediante pagarés.

La subasta celebrada ayer, precedida en unos días por un télex del Banco de España a todas las entidades financieras, señalando que el banco emisor vendería pagarés de su cartera -para que las entidades pudieran cumplir coeficientes- al tipo medio resultante en la subasta de ayer menos un octavo de punto, contó con una demanda -importante, que fue cubierta sólo en su mitad. La AEB había recomendado a sus afiliados que hicieran ofertas al tipo de interés marginal de la subasta del 20 de junio, el 14,258%.

Récord de oferta

Las ofertas totalizaron 540.522 millones de pesetas, de los que fueron finalmente aceptados 221.186 millones (150.000 millones, procedentes del Banco de España; el resto, algo más de 71.000 millones de pesetas, era de particulares, principalmente bancos y cajas de ahorro). La importante oferta, consecuencia de que los bancos y cajas tenían que acoplar su cartera de pagarés a la entrada en funcionamiento del coeficiente de regulación monetaria, ha permitido al Tesoro desechar una parte ímportante de la misma para lograr una reducción pequeña, pero significativa, en cuanto que el tipo medio se ha situado por fin por debajo del 14%. Todo ello a pesar de la posición de la banca que apostaba por un mantenimiento de los tipos algo por encima de esta cifra. El portavoz de la AEB tampoco quiso hacer ningún tipo de comentario ante el hecho de que el Tesoro no hubiera aceptado la estrategia del sector para esta subasta, en la que se tenían que adquirir pagarés para cubrir coeficientes.

La reducción de tipos que paga el Estado por los recursos que necesita para financiar su déficit se ha mantenido también en la subasta de obligaciones, con plazos de amortización de cinco u ocho años. El resultado de la subasta ha sido, según fuentes del Ministerio de Economía, espectacular, ya que se han admitido, a un tipo de interés máximo del 15,95%, 44.846 millones de pesetas -el máximo que se podía coger-, después de rechazar ofertas por otros 31.581 millones que superaban el tipo de interés máximo que se ha establecido. Fuentes de Economía resaltaron el hecho de que en la anterior subasta de obligaciones, celebrada en marzo, se aceptaron -solamente 13.800 millones de pesetas a un tipo de interés del 16,30%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 1984

Más información

  • Aceptados 221.000 millones de pesetas en pagarés del Tesoro por debajo del 14%