Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pilotos de Iberia contratan a la principal asesoría laboral de la patronal CEOE

Analistas de Relaciones Industriales, empresa que ha llevado la dirección de los conflictos laborales más duros y a cuyo frente figura Fabián Márquez, asesor directo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) -se llegó a afirmar que sería secretario general de la patronal al pasar José María Cuevas a la presidencia-, ha aceptado hace unos días asesorar al Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) en el contencioso que mantiene esta organización con la compañía Iberia. Fuentes del SEPLA señalaron ayer que si sólo se hiciesen las horas de vuelo recogidas en convenio, Iberia -que pagó el pasado año más de 800.000 horas extraordinarias- tendría que contratar a 220 nuevos pilotos. A pesar de eso, los comandantes de vuelo españoles seguirían volando 100 horas de vuelo anuales más que sus colegas europeos.

Analistas de Relaciones Industriales, grupo de asesores dirigido por Fabián Márquez, consejero áulico de la CEOE y nombre que llegó a sonar para nuevo secretario general de la organización patronal, ha asumido la asesoría del SEPLA en el conflicto que esta organización mantiene con la dirección de Iberia. Analistas ha intervenido en algunos de los conflictos sindicales más duros de este país: Crimidesa (la huelga más larga en los últimos tiempos), puertos, hostelería, cafeterías de Barajas, grandes al-, macenes, etcétera. Los resultados de algunos de estos conflictos han sido considerados como modélicos desde un punto de vista empresarial.Asimismo, el grupo presidido por Fabián Marquez, ha tenido una actuación directa en cuantas conversaciones han mantenido los sindicatos y la CEOE en los grandes acuerdos sociales firmados en la transición, desde el Acuerdo Básico Interconfederal, al ANE, a los acuerdos marcos entre la CEOE y UGT. Otras empresas relacionadas con Analistas de Relaciones Industriales y con Márquez participaron en la campaña empresarial en las elecciones autonómicas andaluzas y en la llamada Operación Primavera contra la reforma sanitaria iniciada por el ministro Ernest Lluch.

La primera intervención de Analistas como asesores se produjo el pasado día 2, en que uno de sus miembros fue aceptado en la representación del SEPLA en la primera reunión que la compañía y los pilotos mantuvieron de cara al convenio de 1984. A juicio de Analistas, el conflicto de los pilotos -"básicamente sindical"- se reduce, en gran medida, al cumplimiento de un convenio anterior por parte de la compañía y en su pretensión de reducir los derechos de los pilotos.

Primas de vuelo

Una de las principales reivindicaciones de los pilotos se basa en la incorporación en la compañía de 34 nuevos pilotos, tema que fue asumido por la dirección de Iberia en el convenio de 1983. Los pilotos tienen recogido en convenio un mínimo de 55 horas de vuelo mensuales; por encima de éstas se consideran horas adicionales. Las percepciones por este concepto -primas de vuelo- tienen una relación de 4 a 1 respecto al sueldo base. Iberia abonó a los pilotos en 1983 un total de 3.815 milones en concepto de primas de vuelo. De ellos, 972 millones corresponden a horas adicionales.

Para cubrir estas horas Iberia tendría que contratar 220 pilotos según el SEPLA, y, a pesar de ello, los profesionales españoles seguirían volando unas 100 horas más al año que sus colegas europeos. El propio presidente de Iberia ha reconocido que los pilotos españoles tienen una productividad más alta que los europeos.

La masa salarial de los 823 pilotos de Iberia supera los 6.900 millones de pesetas, de los que 970 corresponden al sueldo base, 254 a antigüedad y 3.815 millones a primas de vuelo. El resto se reparte entre dietas (482 millones), ayuda familiar, etcétera.

Comparando datos de otras compañías, Iberia cuenta con una de las plantillas más reducidas de pilotos. Frente a una media de 15 pilotos por aparato en las empresas aéreas de similares carácterísticas, Iberia cuenta con 10 pilotos por avión.

En el proyecto de acuerdo presentado por Iberia el pasado día 2 a los representantes del SEPLA, la compañía acepta la retirada del expediente, la contratación eventual de los 34 pilotos aprobados y exige, a cambio, un aumento en las horas de actividad y la modificación del perfil de vuelo, que supondría una disminución en los ingresos de los pilotos. No contempla, -sin embargo, medidas que signifiquen la adecuación de las plantillas a la media europea.

El proyecto propone la retirada del cuarto tripulante en los vuelos trasatánticos, si bien admite su existencia en los vuelos que superen las nueve horas, de las que ocho sean nocturnas.

La huelga entró ayer en su decimoquinto día sin perspectivas cercanas de solución. Ayer se cancelaron 51 vuelos, de los que 17 fueron del puente aéreo Madrid-Barcelona.

El SEPLA pfesentó ayer una denuncia contra la dirección de Iberia por haberse impedido la entrada de los miembros del comité de huelga en los locales de la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 1984

Más información

  • La compañía aérea ha pagado cerca de 1.000 millones en horas adicionales de vuelo