Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV de Navarra decide actuar con sus siglas al margen de la dirección del partido

La antigua dirección del Partido Nacionalista Vasco en Navarra, disuelta por la Asamblea Nacional debido a motivos de indisciplina, ha decidido continuar actuando con las siglas de la organización (PNV). Esta postura, adoptada con unanimidad por los dirigentes sancionados, supone de hecho la ruptura total de los nacionalistas navarros con el resto de la organización del partido.

La Asamblea Nacional del PNV decidió, el pasado 19 de mayo, disolver la organización del partido en Navarra y expulsar a 15 de sus dirigentes por negarse éstos a apoyar al candidato de centro-derecha a la presidencia del Gobierno de esa comunidad foral, lo que posibilitó el acceso al cargo del socialista Gabriel Urralburu. A raíz de este acuerdo de la Asamblea Nacional que ha provocado una crisis interna en el seno del PNV, se originó un fuerte enfrentamiento de los nacionalistas navarros con los órganos del partido, que ha culminado con esta escisión.Según la Asamblea Regional navarra, han sido los representantes de otras provincias en la Asamblea Nacional "los que han roto el pacto confederal que nos une a ellos, al declararnos excluidos del resto de la organización del PNV". La organización del PNV existente ahora en Navarra es para esta Asamblea Regional la única legitimada por sus afiliados.

"No ha constituido ninguna sorpresa" para el Consejo Nacional del PNV -máximo órgano ejecutivo-, según señala en un comunicado, "lo que acaba de ocurrir con algunos afiliados navarros, ya que hace tiempo viene observando en algunas de estas personas comportamientos causantes de seria preocupación.

El Consejo Nacional del PNV deja constancia en esta nota de que este organismo y personas responsables del partido "han atendido a cuantos razonablemente se han acercado para exponer sus puntos de vista sobre la escisión de los navarros" y ha ofrecido medidas de arreglo en este conflicto "en el marco de un deseo de diálogo abierto comprobando que desgraciadamente por quienes manejan los hilos del asunto, se han mantenido posturas de intransigente imposición de sus objetivos que no son otros que la creación de una nueva estructura del PNV".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1984

Más información

  • Unanimidad de los dirigentes sancionados