Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:El cine en la pequeña pantalla

'Conocimiento carnal', osadía hervida

Naturalmente, Conocimiento carnal fue prohibida en España en 1971, cuando se presentaba en el resto de Europa, obligando así a que fueran muchos los españolitos quienes consumieran la película en los míticos fines de semana del otro lado de la frontera. Más tarde, en 1977, fue estrenada bajo la fórmula del arte y ensayo, con subtítulos que olvidaron buena parte del diálogo y dejaban in albis al espectador más deseoso de platos fuertes. Aquellos divertidos diálogos quedaron sintetizados con una moralina que estaba bien lejos de reflejar lo que ofrecía la película.La historia de dos amigos que comienzan sus escarceos sexuales en plena adolescencia y continúan apasionados por el sexo durante toda su vida, llegando ambos al mismo callejón sin salida aunque partiendo de caracteres muy distintos, se describía, en tono agrio, a través de los diálogos y, más aún, de los monólogos que había escrito para la pantalla el conocido dibujante Jules Feiffer. Su clásica obsesión por comentar las represiones del americano medio cobró nueva vida en esta traducción cinematográfica. Quizá sea este trabajo del guionista lo más aceptable de Conocimiento carnal, cuya posibilidad de escándalo ha quedado suavizada por el tiempo.

El filme de Mike Nichols volvió a presentarse en España en 1982 en versión doblada, pero exagerando algunas de sus frases y situaciones, abaratando lo que ya tenía poco precio en el original. El histrionismo de Jack Nicholson y la inteligente blandura de Art Garfunkel inspiraron a los responsables del doblaje algunos giros inadecuados. Ahora, por fin, se presenta en un nuevo doblaje y en versión íntegra en la pequeña pantalla.

Conocimiento carnal es una obra irregular. Sus audacias son "petardos mojados", según el crítico francés Jean Tulard; sus esquemas son "viejos, arropados por el falso oropel de lo progre", según Jaume Genover, pero encierran, según escribió Fernando Lara, "un nada caritativo retrato, aunque a menudo complaciente, de la sexualidad del americano medio, del comportamiento erótico que nace en los escarceos de los colleges y muere en el fracaso del matrimonio o del machismo más elemental".

En todo caso, . parece una de las obras más interesantes del director Mike Nichols, que hasta entonces había realizado Quién teme a Virginia Woolf, El graduado y Catch 22, aún no exhibida en España en versión doblada. Más tarde, su trayectoria se dispersó por títulos presuntamente comerciales en los que sólo esporádicamente y con timidez aparecen algunas de las muestras del inconformismo crítico que había marcado sus primeros trabajos.

Conocimiento carnal se emite hoy a las 22.05 horas por la primera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de junio de 1984