Un hombre muere en una pensión después de inyectarse heroína

Un hombre cuyo identidad responde a las iniciales E. G. M., madrileño de 31 años de edad, falleció el pasado martes a causa de una sobredosis o adulteración de heroína que se había inyectado en la habitación de una pensión de Madrid, según informó la Jefatura Superior de Policía. El fallecido tenía antecedentes policiales. Con ésta se eleva a 21 la cifra oficial de muertes en Madrid durante 1984 a causa del consumo de heroína.E. G. M. fue hallado hacia las 15.30 horas del martes en la habitación número 7 de una pensión situada en el número 33 de la calle de la Cruz. Se encontraba tendido en una cama, aún con vida, y sobre la mesilla de noche había una jeringa hipodérmica, una cucharilla un trocito de limón y dos papelinas vacías. Fue trasladado al Hospital Provincial en un coche de la policía, pero ingresó cadáver.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS