Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNIDAD VALENCIANA

Bofill presenta el proyecto de un 'Monumento verde'para Benidorm

El equipo Taller de Arquitectura, que dirige el catalán Ricardo Bofill, ha presentado en Benidorm (Alicante) un estudio para reconvertir en un inmenso Monumento verde 120.000 metros cuadrados de la vaguada de L'Aigüera, que atraviesa parte de la ciudad, hasta terminar a 150 metros de la playa de Levante.

El proyecto incluye un anfiteatro, una gran plaza de entrada -con un importante aparcamiento en el subsuelo para más de 500 plazas- y un estanque en el otro extremo de la franja, de un kilómetro de largo, que servirá de embalse regulador de las aguas de riego del bosque mediterráneo. Todo ello se proyecta "como contrapunto a la playa para que la gente pueda olvidar el sol", según explicó Bofill en conferencia de prensa.El parque de L'Aigüera será la primera gran zona verde de esta población turística, que ahora sólo cuenta con un pequeño jardín para el medio millón de turistas que la visitan durante el verano.

El proyecto fue encargado hace tres meses directamente a Taller de Arquitectura, con la unanimidad de todos los grupos políticos representados en la corporación. Su presupuesto alcanza los 800 millones de pesetas y para su financiación se cuenta con la explotación del aparcamiento, que se concederá a una empresa privada, y la recaudación de la hipotética plusvalía que genere el valor de los inmuebles que rodean el barranco.

Esta capitalización indirecta de la revalorización del suelo urbano circundante fue sugerida por Bofill a la corporación, que preside Manuel Catalán, por el arquitecto. El arquitecto explicó que es una medida generalizada en numerosos ayuntamientos europeos, para recoger de esta manera cierto impuesto a los vecinos que disfrutan privilegiadamente de la vista o cercanía de una importante zona verde. En caso de llevarse a efecto en Benidorm, este municipio sería el primero del país que introducirá esta contribución como fuente de financiación de un equipamiento colectivo.

Bosque mediterráneo

El proyecto, que se presentó en tres variantes, se centra en los terrenos de propiedad municipal que arrancan de las proximidades de la plaza de toros y son atravesados por la carretera nacional 340 mediante un puente elevado. Se utiliza ahora como vía de penetración para el centro urbano.El parque lineal, "que se ubica en una zona residual e inhóspita", según Bofill, ofrecerá a los ciudadanos "el frescor" de un lago artificial que será embalse para las aguas de riego de los bosques, "muy espesos", de pino mediterráneo. Un paseo central, jalonado de palmeras y cipreses, recorrerá el más de un kilómetro de la vaguada, en donde se construirán circuitos deportivos no competitivos. Descenderá hasta el auditorio y terminará en la gran plaza de entrada de 100 metros cuadrados, que se rodeará de una pérgola.

Los bajos de la plaza de toros se adecuarán para utilizarlos en diversas actividades comunitarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de junio de 1984