Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primeros pasos de Jueces para la Democracia hacia una nueva asociación

El secretariado de Jueces para la Democracia, corriente progresista de la judicatura que abandonó el pasado 12 de mayo la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), se reunió ayer en Madrid y acordó no elegir secretario general, sino constituir una dirección colegiada, entre cuyos objetivos principales figura el de impulsar la creación de una nueva asociación y la negociación con otros colectivos de jueces democráticos.Los siete jueces y magistrados elegidos por la asamblea de Jueces para la Democracia el pasado 13 de mayo decidieron ayer designar a Emilio Berlanga coordinador; Jesús Peces, encargado del proceso de negociación con otros colectivos; Miguel Carmona, responsable de organización y finanzas; Jesús Fernández Entralgo, encargado de documentación y estudios; Luciano Varela, para relaciones con las instituciones; Juan Alberto Benlloch, para los contactos con otras asociaciones profesionales, y Cándido Conde-Pumpido Tourón como portavoz.

Estos dos últimos miembros del secretariado materializaron el pasado 18 de mayo la ruptura formal con la APM, al comunicar a la ejecutiva de la citada asociación, de mayoría conservadora, la dimisión de sus respectivos cargos en la misma.

La reunión de ayer fue la primera celebrada por el secretariado de Jueces para la Democracia, que, según manifestó a este periódico su portavoz, inicia una nueva etapa presidida por el propósito de "impulsar una nueva asociación".

Entre los datos que el secretariado de la corriente progresista ha valorado figura el de que casi la cuarta parte de la profesión está formada por quienes ingresaron en la carrera judicial en los últimos cinco años. Con este motivo, el secretariado se ha dirigido a los nuevos jueces, a quienes ha comunicado los criterios orientadores de Jueces para la Democracia, y en especial la concepción de la justicia como servicio público y la Constitución como eje esencial de actuación.

Jueces para la Democracia decidió en su última asamblea constituirse en asociación autónoma dentro de un plazo de seis meses, si en ese periodo no prosperan las gestiones para crear una asociación más amplia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 1984