Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudas en torno a la obligación de pagar los recargos fiscales de los ayuntamientos

La primera suspensión provisional de un recargo municipal en el impuesto sobre la renta, que ha decidido la Audiencia de Sevilla, ha provocado dudas en otras capitales sobre la obligatoriedad de estos grávamenes, recurridos por la oposición conservadora en diversas poblaciones. Mientras en Granada la Audiencia admitió a trámite el recurso sin pronunciarse sobre la suspensión, en Málaga se espera una próxima decisión y en Guadalajara se han pedido explicaciones a Hacienda.Al suspender provisionalmente la eficacia del acuerdo del Ayuntamiento de Sevilla, medida que Hacienda trató de evitar con carácter general al reclamar a las corporaciones la máxima cobertura de sus decisiones, la Audiencia sevillana, según informa Luis Cátedra, considera dicho recargo discriminatorio y contrario al artículo 14 de la Constitución.

Según el alcalde en funciones, el socialista Guillermo Gutiérrez, la suspensión provisional "pone en tela de juicio" la ley dictada por el Gobierno, que el Ayuntamiento dice haber aplicado estrictamente. "Yo creo que esta decisión traerá la enhorabuena a los ciudadanos para el año 1984 y la enhoramala para 1985, ya que tendrá que haber un aumento de estos impuestos fiscales, aunque sean del Estado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1984