Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANIMALES

La muda de los pájaros

Cuanto menos dura, más sanos están

La muda de las plumas de las aves es un proceso mediante el cual el pájaro se desprende de las que han sufrido deterioro y las sustituye por otras que le dará mayor protección y belleza.Podemos distinguir dos tipos de cambio de pluma bien diferenciados: muda normal o fisiológica y muda anormal o patológica.

La primera suele durar entre 25 y 40 días. Conviene saber que aquellas aves que cambian sus plumas en menos tiempo tienen muchas probabilidades de gozar también de buena salud.

La que hemos denominado muda normal se produce de forma escalonada, coincidiendo con los meses de mayor calor, y la muda anormal o patológica puede darse prácticamente en cualquier estación y de forma mucho más brusca. Este segundo, tipo de muda va acompañado casi siempre de pérdida de apetito, estado general de abatimiento, disminución de canto, etcétera.

Las causas habrían de buscarse en una alimentación deficitaria, situación inadecuada de la jaula, variación brusca de la temperatura y otras causas que puedan ser motivo de estrés agudo.

Cuando la muda se produce conviene tomar determinadas precauciones, por ejemplo la administración de vitaminas (A, D y C son las más adecuadas) y proporcionarles alimentos muy ricos en proteínas, grasas y minerales. Las proteínas pueden aportarse con yema de huevo cocido, o harina de carne.

Las grasas vegetales pueden dárseles aumentando la proporción de semillas de lino, cañamones o negrillo. Hay criadores que prefieren colocar en la jaula un pequeño pedazo de tocino -naturalmente, sin salar ni ahumar-, y se ha demostrado que es muy eficaz. El añadido de grasa está probado que acelera el proceso de la muda.

PRECAUCIONES

Durante la etapa de muda es preciso proteger a los pájaros en cautividad de todo tipo de corrientes de aire y de cambios bruscos de posición. Conviene mantenerlos en un lugar cálido, lejos del sol directo y de la intemperie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1984