Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barrionuevo, reclamado para que explique en las Cortes, la muerte del policía José Manuel Castán

El ministro del Interior, José Barrionuevo, ha sido reclamado por el diputado comunista Fernando Pérez Royo para que en breve plazo explique en el Congreso de los Diputados las circunstancias que han rodeado la muerte del policía nacional supernumerario (baja temporal) José Manuel Castán, supuestamente torturado por deis inspectores en unas dependencias policiales.

El juez admitió ayer la querella criminal contra estos dos inspectores, a los que se acusa de supuestos delitos contra el ejercicio de los derechos cívicos y de torturas, lesiones, detención ilegal, injurias, coacciones y amenazas. La querella ha sido elaborada por el abogado Juan Manuel Hernández Rodero, en representación de la familia del fallecido.El fallecimiento de Castán ha provocado un fuerte malestar dentro de la Policía Nacional, sentir que se ha hecho extensivo a jefes y oficiales, dada la "intachable conducta" del fallecido y su fuerte vinculación familiar a ese cuerpo de seguridad, según fuentes policiales. Alrededor de 150 policías nacionales, entre los que se encontraban un teniente coronel y un capitán, acudieron ayer al entierro.

La Dirección General de la Policía sigue con preocupación el caso, aunque, de momento, no va a adoptar ninguna medida disciplinaria contra los inspectores Amador Miralpeix del Pino, jefe del Grupo VI de la Brigada Regional de Policía Judicial, y José Manuel Ortiz Prieto, subordinado del primero, presuntos causantes de las lesiones.

Una alta fuente policial informó ayer que todo ciudadano tiene derecho a la presunción de inocencia, "por lo que hasta que la autoridad judicial no determine supuestas responsabilidades en el caso no se adoptará ninguna medida disciplinaria al respecto". Mientras tanto, estos funcionarios realizarán servicios normales.

Divisiones en la policía

La preocupación la comparte también el mando político del Ministerio del Interior, que se ha encontrado ante un caso más que puede crear divisiones dentro del colectivo policial, máxime cuando funcionarios del departamento estudian estos días fórmulas de aproximación entre ambos cuerpos de seguridad (el Cuerpo Superior de Policía y la Policía Nacional), encaminadas a sentar las bases para la redacción de la prevista ley de unificación policial.

La pregunta que le formula el diputado Pérez Royo al ministro Barrionuevo, y que probablemente figurará en el orden del día de la próxima reunión de la Comisión de Interior del Congreso, está redactada en términos de gran dureza. Royo califica la versión oficial sobre la detención de Castán como "increíble", y añade que "la mayor de las resistencias físicas a una detención de una persona por varios policías no puede dar lugar a lesiones de la naturaleza de las que han causado la muerte de José Manuel Castán".

Dice el diputado Pérez Royo que "la violencia no debe provenir jamás de los aparatos del Estado, y la responsabilidad política de que ello ocurra es del ministro del Interior". Tras señalar que "resulta evidente a los ojos de la opinión pública que nos encontramos ante un hecho de tortura", exige "un inmediato esclarecimiento por parte del Ministerio del Interior".

El entierro de Castán se efectuó ayer por la tarde, en el cementerio de Carabanchel. Asistieron unas 300 personas, la mitad de ellas policías nacionales. Un número similar de agentes acudió por la mañana a la capilla ardiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de marzo de 1984

Más información

  • Admitida a trámite la querella por torturas