Tele Hart

Los resultados electorales del super martes en EE U calibrarán si Gary Hart es un hombre político que ha calado entre la opinión pública o es sólo lo que algunos valoran aquí como el candidato demócrata de la televisión.Sobre el programa electoral no hay tantas diferencias entre los liberales Gary Hart y Walter Mondale. Ambos defienden la congelación de armas nucleares, mayores programas sociales y lucha contra el desempleo. Pero el gran contraste es que Hart lo vende mejor que Mondale.La campaña de Hart es la campaña de la televisión. Habla bien. Con frases cortas, que tienen un principio, un núcleo y una conclusión. Con capacidad de resumir en pocos segundos una idea política. Gesticula con ademanes que, junto a su cabello ondulado, recuerdan al clan de los Kennedy.

Más información
Gary Hart, tras su nueva victoria en Wyoming, favorito frente a Walter Mondale ante el 'supennartes' electoral

Hart entra a los electores por la televisión, moviéndose con mayor seguridad que su adversario Mondale en la pequeña pantalla. Es un populista televisivo que ha surgido como un fenómeno nuevo y que, ante la similitud del programa político, define la diferencia entre Mondale y Hart en un solo punto: Hart controla mejor la imagen, en una campaña minuciosamente programada para los periodistas de las cadenas de televisión que siguen el periplo electoral del hombre de las nuevas ideas del Partido Demócrata.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS