Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barrionuevo afirma que el 75% de los delitos comunes proviene del tráfico y consumo de drogas

El ministro del Interior, José Barrionuevo, afirmó ayer que más de las tres cuartas partes de los delitos comunes que se producen en España tienen una relación directa con el tráfico y consumo de drogas, y anunció que su departamento, en colaboración con los de Sanidad y Justicia, ha propuesto un plan global de actuación. Es muy posible que en una próxima reunión del Gobierno quede regulado el funcionamiento de un mando unificado para combatir este tipo de delitos.

Estas declaraciones las efectuó Barrionuevo, a quien asistía el subsecretario de Interior, Rafael Vera, con motivo del encuentro celebrado ayer en Madrid entre todos los delegados de Gobierno y gobernadores civiles, y altos funcionarios de la Administración. El titular de Interior manifestó que en breve se celebrará una nueva reunión con gobernadores civiles y fiscales jefes de las respectivas audiencias, provinciales con el fin de unificar criterios.Barrionuevo hizo hincapié en que en 1983 se produjo un "incremento notable" en los delitos de seguridad ciudadana (un 32% con respecto a 1982), aunque dijo que desde principios de enero está aumentando considerablemente la población penal en España. Con esta afirmación el ministro del Interior dio a entender que se está observando en los últimos tiempos mayor rigurosidad entre los jueces para enviar a prisión a los detenidos. Según cifras oficiales, de 13.999 reclusos que había en España a final de año, se ha pasado en marzo a 15.600.

El ministro del Interior, en su reunión con los gobernadores, dijo que los tres grandes problemas a abordar con urgencia son el terrorismo, la seguridad ciudadana en general y los derivados de la conflictividad sociolaboral. En este sentido se refirió a que en la coordinación y planificación "hay que contar cada vez más con esa herramienta de productividad policial que son las juntas de seguridad". "Las juntas de seguridad provincial o local tienen que convertirse en un verdadero operador de eficacia", indicó Barrionuevo. "Tiene que ser el espacio político-policial, desde el cual se programen las operativas de seguridad y, sobre todo, desde el cual se inicie la práctica de la coordinación y del trabajo conjunto de los diferentes cuerpos de seguridad".

Barrionuevo dijo que en 1982 y en 1983 se había producido el mismo número de víctimas, 44 asesinatos, aunque, en relación con la violencia en Euskadi, se ha comprobado que si en el primer año la mayor incidencia correspondía a ETA Militar, en el siguiente ha sido de los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 1984

Más información

  • El Gobierno coordinará la acción contra el problema