Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Excepcionales medidas de seguridad en el Punjab indio por temor a una revuelta sij

Medidas excepcionales de seguridad fueron adoptadas ayer en el estado indio de Punjab, ante el temor de que los autonomistas sijs desencadenen un movimiento de represalia tras la detención de 27 de sus dirigentes por haber quemado el lunes páginas de la Constitución.El Parlamento indio se reunió ayer para debatir nuevamente el tema de la violencia en los estados de Punjab y Haryana, donde los enfrentamientos entre hindúes y Sijs han costado la vida a 70 personas en las últimas dos semanas.

El Gobierno de Nueva Delhi declaró ante el Parlamento que estaba dispuesto a adoptar drásticas medidas para poner fin a los violentos enfrentamientos en el norte del país.

En Amritsar, ciudad santa de los sijs, el partido autonomista Akali Dal anunció ayer que continuará enviando cada semana grupos de sijs para quemar la página de la Constitución india en la que figura el artículo 25, que asimila, según esta formación política, a la religión sij y al hinduismo.

El Gobierno de Indira Gandhi aceptó mantener ayer un debate parlamentario sobre la situación en los Estados de Punjab y Haryana, en tanto se ha establecido un toque de queda en Punjab que, en principio, estará vigente hasta el día 3 de marzo.

El toque de queda se levanta tan sólo dos horas al día. La circulación rodada es prácticamente nula. Bancos, tiendas y escuelas están cerrados.

La campaña de agitación, sin precedentes, persigue, según algunos observadores, hacer huir a la población india de Punjab para crear un Estado ciento por ciento sij: el Jalistán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de febrero de 1984