Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Repercusiones tras el atentado contra Txapela

Los partidos vascos condenan duramente el ataque realizado contra Goikoextxea

La mayoría de los partidos políticos vascos coincide en la condena del atentado sufrido el miércoles por el etarra Mikel Goikoetxea en Francia.En tanto que Herri Batasuna (HB) insiste en responsabilizar a los socialistas de la llamada guerra sucia, el Partido Socialista de Euskadi exige "tanto al Gobierno francés como al de España" las investigaciones necesarias para detener "con toda firmeza" la escalada terrorista, reclamadas también por el PNV.

Euskadiko Ezkerra (EE), por su parte, estudia posibles movilizaciones "en contra de la guerra sucia y a favor de los derechos públicos y libertades". Las gestoras pro amnistía han convocado una manifestación para hoy en el centro de Bilbao.

HB mantiene la idea de que "el principal responsable y quien más tiene las manos manchadas de sangre es el PSOE". "Sepa el PSOE que toda la responsabilidad recae sobre sus espaldas, y que este pueblo es generoso y también implacable con sus enemigos", advierte el comunicado de HB, considerando que el Gobierno francés está adquiriendo méritos para recibir el calificativo de "colaborador".

"Asco y horror"

"El atentado sufrido por Goikoetxea me produce tanto asco y horror como los asesinatos que ETA practica de forma continuada", afirmaba Ana Miranda, de la ejecutiva del Partido Socialista de Euskadi. Consideró que "no hay excusas y tibiezas que valgan para intentar justificar un asesinato, ni nadie puede hacer justicia por su cuenta".

Por estas razones, la portavoz del PSE-PSOE manifiesta que "se debe exigir tanto al Gobierno de Francia como al de España que aceleren las investigaciones encaminadas a descubrir y detener a todos los que utilicen métodos violentos, llámense como se llamen, con toda firmeza".

El dirigente socialista García Damborenea calificó la guerra sucia de "iniciativa desgraciada que sólo sirve para poner las cosas peor".

Junto a su condena "absoluta y tajante" del atentado, el Partido Nacionalista Vasco exigía, también, "una investigación exhaustiva de la composición y la trama que sostiene al grupo terrorista GAL", destacando la capacidad operativa del citado grupo, a pesar de su reciente aparición en escena. A través de su oficina de prensa, el PNV manifestó su preocupación por el clima negativo alimentado por este tipo de acciones, en el panorama electoral vasco, ante los próximos comicios.

Xabier Arzallus, presidente del PNV, declaró ayer que "el Gobierno sabe muy bien qué son los GAL" y aún admitiendo que "los de ETA tampoco son unos angelitos" advirtió que quienes "andan en estos temas no deben ser conscientes de las consecuencias".

Para Mario Onaindía "ni el pueblo vasco ni el resto de los pueblos españoles pueden permitir que un Estado democrático se convierta en cómplice de unos asesinatos que le equipararían con los terroristas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 1983