Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El decreto regulador de salas recreativas no aborda el sistema de inspección

El Real Decreto que regula la normativa para discotecas estuvo congelado casi tres meses, desde el 27 de agosto de 1982, en que se aprobó, hasta el día 6 de noviembre, en que se publicó en el Boletín Oficial del Estado. El Ministerio del Interior le dio salida después de que el PSOE ganara las elecciones generales y poco antes de que tomara posesión del Gobierno, sin que se despejaran las dudas expresadas en las críticas que se le habían hecho al decreto. Una de las críticas fue la falta de precisión sobre la periodicidad y sistema de las inspecciones, así como los organismos que debían realizarlas.La normativa aprobada derogaba la de 1935, desajustada de la realidad presente de este tipo de locales. La cadena de accidentes en salas de baile durante los últimos años aceleró la actualización del texto legal. Algunos puntos fueron objeto de desacuerdo por parte de técnicos y empresarios del sector, y generó en algunos partidos dudas sobre su eficacia.

Las principales críticas se establecieron por cuestiones administrativas y técnicas. En concreto, sobre las competencias que se cargaban a los ayuntamientos, así como por la desaparición de la antigua Junta de Espectáculos -encargada y responsable de las inspecciones periódicas-, sin sustituirla por ningún otro organismo o sistema de vigilancia. Ésta se encarga a los gobiernos civiles, a la policía nacional y a la Guardia Civil y, en segundo término, a la policía municipal, sin desarrollo de forma. Juan Barranco, primer teniente de alcalde de Madrid, confirmó ayer que la normativa actual no precisa "la periodicidad de las inspecciones". La competencia y responsabilidad de la concesión de licencia, a cargo de la administración local, quedi también confusamente dibujada pues se le concede a los gobiernos civiles la posibilidad de impugnar la decisión municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1983