_
_
_
_
_

El demógrafo Feshbach analiza el impacto del descenso de la natalidad en la URSS

El descenso en las tasas de natalidad en la URSS, especialmente acusado en la población eslava y de las repúblicas bálticas, puede tener importantes consecuencias económicas, políticas y militares para el -futuro del país, según señala el demógrafo y economista norteamericano Murray Feslíbach, investigador del Centro Kennedy de Investigaciones Demográficas de la universidad de Georgetown (EE UU) y vinculado a la Administración estadounidense en diferentes ocasiones.La Administración soviética ha unciado una campaña para incrementar el número de nacimientos. Según explica el experto norteamericano, esta campaña, que ha comenzado a aplicarse recientemente, se basa en un sistema de subvenciones por cada nacimiento, además de una prolongación de las bajas por maternidad.

Según el último censo realizado en la URSS, en 1979, la población soviética es de algo más de 262 millones de habitantes. "Los rusos y los ucranianos conjuntamente representan aún los dos tercios de la población total", señala Feshbach, quien subraya que los musulmanes (habitantes de las repúblicas asiáticas) representan aproximadamente uno de cada seis ciudadanos soviéticos. Las tasas de natalidad, sin embargo, son muy altas en algunas repúblicas, asiáticas, donde las mujeres llegan a tener hasta un promedio de casi seis hijos. Mientras tanto, en la república federada rusa el nivel de natalidad es de 1,9 hijos por mujer fértil y en toda la URSS de 2,2.

El demógrafo subraya que el material del censo de la URS S no contiene datos sobre la edad dé la población, un dato "básico", ya que a partir de él se podría precisar "cuál es la diferencia del impacto de la fertilidad entre el grupo báltico y el eslavo en relación a la población de origen musulman". "Los niños de ahora serán los ciudadanos del mañana. Cualquier cambio en la tasa de natalidad es muy importante para el futuro. Y, tal vez, la directiva soviética vio en este dato algo que prefería no publicar, aunque lo necesita para su propio análisis". Los intentos de aumentar la población en las zonas del norte y este de la URSS "no han tenido mucho éxito hasta ahora", señala Feshbach. Sobre la composición étnica del Ejército soviético, señala, sólo existen estimaciones occidentales y parciales. "Los reclutas se ajustan al porcentaje general de la población, mientras la oficialidad es básicamente rusa o eslava".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_