Los comunistas andaluces apoyan a Gerardo Iglesias

Los comunistas andaluces aceptaron el término eurocomunismo y la estrategia partidista que implica, en el III Congreso del PCA, celebrado este fin de semana en Cádiz. Sin embargo, solicitaron un amplio debate sobre el tema en el seno del partido, tras la celebración del 11º Congreso del PCE. La resolución fue aprobada por mayoría, oponiéndose un sector minoritario calificado como prosoviético.

Con esta resolución, los comunistas andaluces, que eligieron a 173 delegados que asistirán al congreso nacional, dieron el espaldarazo a la política que propugna Gerardo Iglesias desde la secretaría general del partido. Por otra parte, la resolución trata de buscar una vía de integración y un diálogo de cara a la renovación del PCE, intentando potenciar un nuevo plazo de tiempo para el debate.La discusión sobre el término y la estrategia eurocomunista ocupó una buena parcela del tiempo dedicado a la discusión de los documentos propuestos por el Comité Central del PCE, aprobándose finalmente, por 179 votos a favor, 57 en contra y 41 abstenciones, una enmienda transaccional propuesta por Francisco Frutos y Julio Anguita. La resolución señala textualmente que "desde el 11º congreso hasta la definitiva redacción y aprobación del manifiesto programa, la palabra eurocomunismo vaya seguida de vía democrática al socialismo".

Por su parte, Gerardo Iglesias, que asistió a la clausura del congreso de los comunistas andaluces, defendió la vigencia y validez del eurocomunismo. Al respecto manifestó: "Hago un principio de la estrategia eurocomunista, porque pienso que nadie sensato, en el contexto de la Europa desarrollada, puede ofrecer otra vía al socialismo que no sea la democrática; nadie puede defender hoy un socialismo que no sea en libertad, con pluralidad de partidos".

Límite al mandato de los secretarios

Por otra parte, la Conferencia Nacional del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) acordó ayer oponerse a la propuesta que la dirección del PCE pretende introducir en los estatutos de este último partido, y según la cual "el secretario general del, partido no podrá ser reelegido en más de tres congresos ordinarios consecutivos", informa desde Barcelona Carlos Pastor. Una enmienda de supresión de esta frase fue Aprobada por 211 votos afirmativos y 119 negativos. Otra enmienda para suprimir también la innovación de que en cada congreso deberá renovarse al menos una quinta parte del anterior Comité Central, fue, sin embargo, rechazada.La conferencia nacional eligió a 64 delegados para representar al PSUC en el congreso de los comunistas españoles. La delegación catalana será, por número, la cuarta en importancia, después de Andalucía (173 delegados), Madrid (103) y País Valenciano (83).

Los comunistas catalanes se alinean claramente junto al equipo de Gerardo Iglesias, como se desprende de la resolución final de la conferencia, en la que se destaca la "homogeneidad en las posiciones políticas de fondo del conjunto del PSUC" y su "identificación global con el contenido de los documentos aprobados por el Comité Central del PCE", considerados como puntos de referencia válidos para analizar el pasado, el presente y el futuro de la opción comunista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La resolución final recoge también una dura crítica de la actuación del Gobierno socialista en su primer año de mandato.

Los delegados rechazaron mayoritariamente una enmienda que pretendía introducir el término "leninismo" en la definición del carácter del PCE, y aprobaron otra que introduce. tanto a los misiles soviéticos SS-20 como a los de Francia e Inglaterra entre los que deben ser desmantelados junto con los euromisiles estadounidenses.

El secretario general del PCE, en un discurso pronunciado el sábado, se mostró esperanzado de que el IX Congreso "mire hacia adelante", para que el partido no "pase al museo de la historia", y de que se reafirme una política firme frente a la del Gobierno del PSOE, "capaz de incidir en ella, pero no de acoso y derribo, a palo seco, del Gobierno socialista".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS