Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La USP recurrirá contra el veto impuesto a la manifestación de policías en Madrid

La Unión Sindical de Policía (USP), uno de los dos sindicatos convocantes de la huelga de funcionarios policiales anunciada para el próximo día 29, encargó ayer al abogado José María Mohedano, presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos, la presentación de un, recurso contra la prohibición por parte del Gobierno Civil de Madrid de una manifestación prevista para ese mismo día en la capital de España. La Dirección General de la Policía ha advertido en las últimas horas que sancionará con medidas disciplinarias a aquellos funcionarios que secunden la huelga.Modesto García, secretario general de la USP, se entrevistó ayer con el abogado José María Mohedano y le encargó un recurso de protección jurisdiccional de los derechos fundamentales de la persona en relación con la prohibición de la pretendida manifestación policial. Este recurso será presentado hoy en la Audiencia Territorial de Madrid, que deberá pronunciarse en el plazo de cinco días. La USP basa la presentación de este recurso en una sentencia dictada por el Tribunal Supremo el 9 de julio de 1981 que falla a favor de la licitud de manifestaciones por parte de funcionarios policiales.

La Dirección General de la Policía, por su parte, ha enviado un télex a todos sus representantes, mediante el que comunica la gravedad de la situación y advierte que se adoptarán medidas disciplinarias contra aquellos funcionarios que secunden la huelga y apoyen las medidas de presión. Estas medidas comienzan hoy con la celebración de diferentes asambleas provinciales de carácter informativo.

Sin embargo, la Dirección General de la Policía reconoce en el citado comunicado la existencia de problemas profesionales pendientes de resolución. En este sentido, un portavoz, de la USP calificó la advertencia del mando policial como "una amenaza intolerable", y añadió que el reconocimiento de la existencia de problemas profesionales y sindicales dentro de la corporación policial demostraba "una falta de coherencia" en su, cometido, ya que amenazan con sancionar precisamente a quienes exigen una solución de los problemas que la Dirección General de la Policía también reconoce.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1983