Acuerdos sobre radioescuchas, halcones y mármoles

Treinta y tres funcionarios por cada Gobierno, entre ministros, secretarios de Estado y directores generales, presididos por Mario Soares y Felipe González, iniciaron ayer en Lisboa una cumbre hispano-portuguesa tan llena de buenas intenciones por ambos lados como vacía de contenidos. Una vez más, la historia de las relaciones vecinales, necesitada de una seria colaboración en los temas económicos y políticos, se repite con decisiones y acuerdos irrelevantes.

Después de la primera jornada de trabajo, en la que los portugueses han hecho un derroche de protocolo capaz de halagar a los espíritus más exigentes, la cumbre ibérica, como se la ha llamado en la Prensa española, expresión que detestan los portugueses, estaba a punto anoche de alcanzar varios acuerdos concretos. Los radioescuchas de los dos países verán finalmente cumplido su sueño de un reparto equitativo de frecuencias, de forma que sus emisiones se escuchen con nitidez a uno y otro lado de la frontera.

Más información
El protocolo brilló más que los resultados concretos en la primera jornada de la 'cumbre' hispano-portuguesa

Ambos Gobiernos han decidido también proteger una rara especie de halcón, que mora en la zona de Tras-Os-Montes y en la provincia de Salamanca, en los parajes conocidos por la Peña de Francia, y que está a punto de extinguirse ante la acción de los cazadores.

Otro estudio que recibirá un avance importante en esta cumbre será el de las llamadas rocas ornamentales, un mármol en bruto que se produce en Portugal y que España compra para venderlo luego como si se tratara de una pieza de Carrara.

Finalmente, en el terreno cultural, ambos Gobiernos están interesados en una exposición itinerante sobre la figura del músico barroco Doménico Scarlatti, que fue maestro de música de Bárbara de Braganza y que posteriormente se estableció en España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS