La Generalitat valenciana pide al Gobierno que le permita coordinar las tareas sobre inundaciones

El Consell de La Generalitat valenciana ha solicitado del Gobierno central la coordinación de los trabajos para recuperar las zonas de la provincia de Valencia que resultaron afectadas por las inundaciones del pasado domingo, según anunció el vicepresidente del Consell, Felipe Guardiola, del PSOE. Esta delegación de funciones ha sido expresamente pedida por el Ejecutivo valenciano a la Administración central.

Por otra parte, Guardiola afirmó también que la Generalitat apoyará la declaración como zona catastrófica de los 14 municipios más afectados por la catástrofe. Los 14 ayuntamientos celebrarán plenos simultáneos el próximo viernes por la tarde para solicitar los beneficios que implica tal declaración.

El vicepresidente del Gobierno regional dijo que hasta ahora la Generalitat ha coordinado los trabajos relacionados con las inundaciones desarrollados por las administraciones municipal y provincial. La solicitud formulada al Gobierno va fundamentalmente encaminada a poder dirigir también las labores desempeñadas por diferentes organismos de la Administración central. Esa situación tiene un precedente en el caso de las inundaciones registradas este verano en el País Vasco, donde el Gobierno autónomo coordinó los trabajos.

Por otra parte, Guardiola indicó que se ha creado una comisión de directores generales de la Generalitat que tienen competencia en los servicios afectados por las riadas. Está presidida por el director general de Seguridad y Protección Civil, Antonio Tonda, y sus integrantes evalúan actualmente los daños registrados, para lo que cuentan con un plazo máximo de 15 días.

Las personas que fueron evacuadas debido a las inundaciones habían vuelto ya ayer a sus hogares. Las aguas han sido más limpias, por contener menos cantidad de lodo que en 1982, y las viviendas se pudieron limpiar con gran rapidez.

Beneficioso en Castellón

Por otra parte, las lluvias solucionaron el grave problema de la sequía en la de Castellón, informa Javier Andrés. Varias comunidades de regantes, entre ellas la de Castellón, sólo disponían de reservas hidráulicas para 10 días. Otras, como la de Burriana, las habían agotado completamente.Las precipitaciones han significado la entrada en los pantanos de Castellón de unos 25 millones de metros cúbicos, cuando sólo había 5.000.

Las lluvias han supuesto un aumento de reservas, en la cuenca del Segura, que riega la zona de la vega baja alicantina, anteriormente en situación muy precaria en cuanto a reservas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción