Bélgica estima que el proceso contra los tres supuestos 'etarras' es todavía asunto interno

Mark Geleyn, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores belga, declaró ayer que la detención de tres presuntos terroristas y su inculpación por "transporte de armas y municiones de guerra" es "por ahora un asunto puramente interno belga". Geleyn puntualizó que España "no ha pedido aún formalmente la extradición".

Los tres presuntos terroristas han sido acusados en Bélgica de un delito que puede implicar penas de entre un mes y un año de prisión. Joseba Arteche, Salvador Ornaza y Charles López -este último de nacionalidad francesa- fueron detenidos cerca de Amberes el pasado 30 de octubre. Tenían en su poder 2.000 cartuchos de 9 milímetros marca FN, fabricados en Bélgica, según informó la policía de ese país. Los tres son sospechosos de pertenecer a ETA Político-militar VIII Asamblea y de haber participado en atentados en España.

Las autoridades belgas, según manifestó ayer una alta fuente de la Administración de justicia, "prosiguen las investigaciones y los interrogatorios para ver si puede haber un arsenal de. ETA en Bélgica".

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de este país recordó que existe un tratado hispano-belga de extradición que data de 1875. Según el texto, para conceder o negar la extradición debe concluirse el procedimiento judicial en Bélgica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS