Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Próxima reestructuración interna de ERT

Unión Explosivos Rio Tinto (ERT) iniciará la próxima semana un amplio plan de reestructuración interna, cuyo último objetivo lo constituye la descentralización de las distintas divisiones que constituyen el holding y el establecimiento de cuentas de resultados individualizadas para cada una de las empresas, o plantas industriales, según los casos.Por otra parte se espera que en la próxima semana se comiencen a recibir en la compañía las contestaciones al último plan de viabilidad presentado por sus actuales responsables, y sobre el cual se han recogido impresiones optimistas entre los acreedores bancarios.

La pasada semana el presidente de ERT, José María Escondrillas, se entrevistó con más de sesenta entidades extranjeras acreedoras de la compañía en sus distintas casas matrices. A este periplo le acompañaron media docena de los representantes en España de algunas de las citadas entidades que habían mantenido un mayor nivel de protagonismo en el proceso de reestructuración de la deuda bancaria de ERT, quienes habían convocado ayer una reunión con los miembros del comité de seguimiento de la deuda al objeto de informar de sus impresiones durante el viaje y las sucesivas entrevistas.

Según fuentes próximas a la propia compañía entre los acreedores internacionales se ha observado un notable interés por conocer las posibilidades que ofrece el presenta plan de canjear parte de la deuda por activos de la sociedad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS