El inspector Medina, acusado de sustraer documentos policiales, recluido en la comisaría de Carabanchel

El inspector Juan José Medina ha sido trasladado desde la Dirección de la Seguridad del Estado (DSE) a la comisaría madrileña de Carabanchel, donde permanecerá detenido en espera del pronunciamiento judicial. Este periódico supo ayer, por otra parte, que la Dirección General de la Policía ha abierto una información (paso previo al expediente) sobre unas declaraciones efectuadas recientemente a la revista Tiempo por el subcomisario Baniandrés, anterior jefe de Medina en la Brigada de Interior.Fuentes policiales indicaron que a mediodía de ayer Medina fue informado por sus custodiadores de que tenía que abandonar la DSE, y le ofrecieron como alternativa elegir la Comisaría de Entrevías o la de San Blas como nuevos lugares de reclusión. En Entrevías está destinado el comisario Sebastián Fernández Dopico y en San Blas un hermano del inspector José Luis Rodríguez Zarco. Los dos citados están implicados en la sustracción de los 2.000 expedientes de la Brigada de Interior, investigación que en su día llevó el policía Medina, por lo que sus relaciones con ellos están muy crispadas. Sin embargo, cuando ya Medina había elegido la comisaría de Entrevías, llegó una contraorden y fue trasladado a Carahanchel.

En las declaraciones por las que se le ha abierto una información, Baniandrés, actualmente sin destino, afirmaba que nunca se sabrá la verdadera dimensión de los documentos destruidos ni de los que todavía permanecen en manos de policías o en depósitos bancarios", y añadía que "en los últimos meses del Gobierno de UCD la desaparición de documentos policiales ha sido general".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de octubre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50