A partir de enero de 1984 subirán 19 tasas e impuestos municipales

El Ayuntamiento de Madrid incrementará a partir de enero de 1984, en un 11,9% de media, 19 de los 32 impuestos y tasas municipales, de acuerdo con las pro posiciones de modificación de ordenanzas fiscales aprobadas ayer por el pleno. El incremento afectará, entre otras, a tasas sobre utilización de mataderos, mercados, cementerios, asistencia médica y hospitalización en centros municipales, estacionamientos vigilados, e impuestos sobre radicación de empresas y de profesionales, circulación, gastos suntuarios y solares. En la sesión plenaria de ayer, Alfredo Tejero, responsable del área de Hacienda, incluyó estos' incrementos en el marco de los presupuestos generales del Ayuntamiento de Madrid para 1984. "Los ingresos y gastos corrientes", dijo, "crecerán, en un 11 %, y en un 8 %, respectivamente. La diferencia de tres puntos se dedicará a la inversión directa". Explicó el aumento de las tasas por la necesidad de que se ,ajusten a los costes de los servicios prestados, y señaló que los incrementos hanido contenidos en lo que se refiere a los impuestos que afectan a industrias y comercios madrileños. "Se trata de un crecimiento impositivo moderado, capaz de mejorar la prestación de los servicios", afirmó Tejero, quien manifestó su esperanza de que el sistema tributario local -que calificó de complejo e incomodo- sea pronto sustituido por una ley de Financiación de las Haciendas Locales.

Más información

José María Alvare»z del Manzano, portavoz del Grupo Popular, se opuso a la mayor parte de las subidas y explicó que no es oportuno pedir a los ciudadanos madrileños un nuevo sacrificio económico, máxime cuando se anuncia un aumento de la presión fiscal general". El aumento de tarifas puede significar, en opinión de Álvarez del Manzano, el "remate" para empresas y comercios de Madrid. El portavoz de la oposición no negó la conveniencia de los incrementos de tarifas ("siempre y cuando no crezca al misino tiempo la presión fiscal general") y planteó como solución más contención del gasto y mayor esfuerzo de inspección sobre el fraude, con objeto de incrementar el número de contribuyentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de septiembre de 1983.

Se adhiere a los criterios de