Dirigentes del PSOE creen que tras la 'guerra de los catecismos' está la extrema derecha

Miembros de la ejecutiva socialista expresaron ayer su creencia de que la llamada guerra de los catecismos está siendo atizada por la extrema derecha, mientras que los obispos parecen considerar ya solventado el tema. Al término de la reunión de ayer de la ejecutiva del PSOE -inusualmente larga, casi cinco horas-, presidida por Felipe González, un portavoz del partido dijo que se había estudiado la situación política en general y que "somos conscientes de que en estos primeros meses de Gobierno socialista van a surgir nuevas dificultades".El análisis del debate parlamentario sobre el estado de la nación -que fue considerado "de resultados positivos"- y de la situación política en general pareció ocupar la mayor parte de la extensa reunión del pleno de la comisión ejecutiva general del PSOE en su primer encuentro desde hace tres semanas. De las informaciones recogidas entre diversos miembros de la directiva socialista se desprende la insistencia de un clima de cierta preocupación ante los intentos de la ultraderecha y de ciertos sectores minoritarios de las Fuerzas Armadas por canalizar el descontento creado por las pasadas tensiones entre la Iglesia y el Gobierno.

Sin embargo, de acuerdo con la valoración hecha posteriormente por Pedro Bofill, portavoz de la ejecutiva socialista, la guerra de los catecismos es algo ya superado, y la actuación del Gobierno en este terreno fue valorada como "acertada". También se valoró positiva mente, según Bofill, la decisión de destituir de inmediato al capitán general de Valladolid, teniente general Soteras, tras sus declaraciones solicitando el indulto para los militares involucrados en el intento golpista del 23-F.

Otro de los aspectos acordados en la ejecutiva fue la oferta autonómica realizada por el presidente del Gobierno en el debate de política general.

El portavoz socialista indicó que se enviarán a los partidos políticos los proyectos de ley de bases en materia autonómica antes de que sean aprobados en, Consejo de Ministros, con el fin de que los distintos grupos parlamentarios hagan aportaciones.

La ejecutiva abordó también las relaciones del PSOE a nivel internacional. Delegaciones del PSOE asistirán en las próximas semanas a los congresos de PS portugués y de los partidos socialdemócrata austriaco, laborista británico y socialista francés.

La ejecutiva del PSOE no trató ayer temas administrativos, una vez que el documento de estrategia ya está aprobado y sólo falta su distribución a los responsables provinciales. Estos temas organizativos serán preferentemente resueltos en las reuniones de la comisión permanente de la ejecutiva, que se reunirá semanalmente, mientras que los plenarios de esta ejecutiva tendrán lugar, en adelante, cada 15 días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de septiembre de 1983.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50