Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético de Madrid se juega en Groningen 30 millones de pesetas

El Atlético de Madrid se juega mañana en Groningen no sólo el pase deportivo de la primera eliminatoria de la Copa de la UEFA, sino también un apartado importante dada la situación económica del club, que aunque ha evidenciado una franca mejoría, aún es delicada. Son más de treinta millones de pesetas los que supondría el déficit en el presupuesto establecido por los dirigentes del club, en caso de caer en esta primera ronda. Por ello la directiva decidió estimular un poco más a los jugadores, aumentándoles en 50.000 pesetas la prima inicialmente prevista, que iba a ser de 150.000 y que ha pasado a los 40.000 duros.

Hasta la llegada de la actual directiva atlética, los jugadores encontraron problemas de cobro con la anterior, y retrasos importantes en muchas ocasiones para cobrar sus emolumentos. El inicio del saneamiento financiero de la entidad es un hecho, pero que no puede considerarse aún, ni mucho menos, consolidado. Hay mayor solvencia y seriedad, y los jugadores son conscientes de ello, aunque alguno, en primera instancia, no llegó a entender hace unas fechas la renovación de las letras, a 90 días, correspondientes al primero de los cuatro plazos de la ficha, por un importe global superior a los 20 millones. La plantilla, que sigue dando muestras de una ejemplar predisposición con la situación económica del club, no opuso finalmente ningún reparo a aceptar esta situación. El plan de tesorería del club tiene previsto alcanzar su mejor liquidez en la segunda vuelta del campeonato.El presupuesto establecido por el Atlético para el torneo de la UEFA es de 40 millones de pesetas, de los que se recaudaron casi diez en el choque de ida con el Groningen. Quedan 30 en el aire y existe cierta preocupación por si ocurre lo de la temporada anterior, con la eliminación prematura de la Copa del Rey ante el Mallorca -30 millones de pérdidas-, o la no menos precipitada de hace dos temporadas, en la UEFA, frente al Boavista -otros 30-. De ahí el incremento estimulante de la prima por eliminar a los holandeses hasta las 200.000 pesetas.

La expedición del equipo llegó a última hora de la noche de ayer a Groningen, tras realizar el vuelo Madrid-Amsterdam y posterior traslado en autocar a la localidad donde se disputará mañana el partido. Marina viajó tocado, como consecuencia de una durísima entrada de Sabido, castigada con tarjeta amarilla, como la ya célebre en Barcelona de Goikoetxea a Maradona. Viajaron, pues: Mejías, Abel, Ruiz, Arteche, Balbino, Quique, Clemente, Votava, Julio Prieto, Landáburu, Marina, Mínguez, Pedraza, Hugo Sánchez, Rubio y Cabrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 1983

Más información

  • La directiva renovó a 90 días las letras de la primera parte de las fichas