Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PROSEGUR y SASS aseguran que cumplen estrictamente la legislación vigente

Las empresas PROSEGUR y Sociedad Anónima de Servicios de Seguridad (SASS), ante la información aparecidas en EL PAIS el día 21 de agosto de 1983 en la edición de Madrid y al día siguiente en la de Barcelona (véase informe titulado Seguridad, con reparos), han remitido a nuestro periódico un escrito que resalta el estricto cumplimiento por estas empresas de la legislación vigente y en el que consideran deber ineludible manifestar lo siguiente:1. PROSEGUR y SASS son empresas dedicadas exclusivamente a la prestación de servicios de seguridad en sus tres vertientes de transporte acorazado de fondos y de valores, vigilancia jurada y sistemas electrónicos de seguridad y alarmas, ocupando un lugar de vanguardia en el sector de la seguridad en España desde su posición de líderes del mercado.

Con un capital y reservas de 711.210.190 pesetas, capital totalmente desembolsado y representado en acciones nominativas, todas ellas al 100% de titularidad de ciudadanos españoles, en el-año 1982 han ingresado al Tesoro público por impuesto sobre sociedades 99.044.123 pesetas, y pagado a la Seguridad Social, liquidado e ingresado en la caja de la Seguridad Social 405.578.272 pesetas, con un volumen actual de negocio superior a los 4.000 millones de pesetas / año y con una plantilla de 1.700 personas.

Todo ello quiere resaltar el estricto cumplimiento de SASS y PROSEGUR de la legislación vigente y la absoluta transparencia de su gestión, que es puesta en tela de juicio infundadamente y obedeciendo a motivaciones que desconocemos en el artículo firmado por el señor Mercado.

2. El artículo titulado Seguridad, con reparos significa un injustificado y calumnioso ataque a las empresas PROSEGUR y SASS en el que, junto a falsedades y escaso rigor, adolece de falta del requisito básico de toda información periodística, como es el de la contrastación de la información, puesto que el redactor de dicho artículo en ningún momento ha establecido contacto con PROSEGUR y SASS para contrastar dicha información.

3. El artículo, que pretende hacer un análisis del sector de seguridad, involucra exclusivamente, sin embargo, a dos empresas del mismo, aunque reconoce que existen más de 400, en supuestas actuaciones que dañan la imagen de SASS y PROSEGUR, perjudican el prestigio ante sus clientes y ofenden e injurian a sus trabajadores, quienes, a través de su comité de empresa, se han dirigido a la dirección manifestando su repulsa por lo que consideran 'sucia maniobra de la competencia desleal y antiprofesional' y solicitan se ejerciten las acciones pertinentes.

4. Al verter graves acusaciones sobre el sector, en términos generales, sin especificar las empresas, y nombrar en el texto del artículo a PROSEGUR y SASS, parece que pretendiese crear una duda intencionada o mantener la inconcreción, facilitando la identificación de las acusaciones con las empresas mencionadas. De igual forma, hace referencia a unas acusaciones vertidas hace más de un año y que motivaron una investigación en la que quedaba demostrada la injusta y falsa acusación a PROSEGUR, omitiendo este mismo y esclarecedor dato.

5. Todo ello hace pensar que la intencionalidad del artículo, al menos, no está clara, aunque sus consecuencias de grave perjuicio para las empresas PROSEGUR y SASS sí son manifiestas. Así, las califica de 'multinacional argentina' y asegura la vinculación del ciudadano argentino José López Rega a dichas empresas, con lo que conlleva de connotaciones con las actividades de dicho señor, manifestaciones que son absolutamente falsas.

6. Ante esta situación, PROSEGUR y SASS salen al paso para rechazar con la máxima energía la calumniosa acusación a que nos referimos, tanto por ejercer el derecho de defensa ante tan brutal e injustificado ataque como por mantener el buen nombre de dichas empresas, no sólo ante la opinión pública, sino especialmente en beneficio de sus trabajadores y clientes.

Por lo anterior, y reafirmado nuestro firme rechazo a la información a que nos referimos, nos reservamos, no obstante, el ejercer las acciones legales que consideremos oportunas en defensa de nuestros intereses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de agosto de 1983

Más información

  • Puntualizaciones a un informe publicado en EL PAIS sobre las empresas de seguridad