Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Luis Fernández Villanueva,

un bilbaíno de 37 años, solterón empedernido y que cuenta, según sus propias palabras, con un gran número de admiradoras, ha sido declarado por cuadragésima quinta vez el hombre más feo del lugar. El bueno de Luis, que suele presentarse a todos los concursos de este tipo, asistió en esta ocasión al I Campeonato de Euskadi de Feos, que se celebró en el valle de Asua, en Vizcaya, cuyo jurado no dudó en otorgarle la máxima distinción, que estos días luce con orgullo por donde va. La mayor ilusión de Luis Fernández, que dice que lo que más le molesta es que le llamen guapo, la tiene puesta en las próximas fiestas que celebrará su Bilbao natal, donde espera que se organice un concurso similar a los en que ya ha participado para poderlo ganar y pasar a ser, a partir de ese momento, "el hijo más feo del pueblo que me vio nacer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 1983