Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Finalizó el congreso del Partido Feminista con la elección de la nueva ejecutiva

El Partido Feminista de España eligió ayer, en el curso de la segunda y última jornada del primer congreso del partido que se ha celebrado en Barcelona, la nueva comisión ejecutiva.Forman parte de ella, entre otras, la abogada Lidia Falcón y la periodista y reportera de RTVE Carmen Sarmiento. Las asistentes aprobaron las ponencias Clase social y modo de producción doméstico, La sexualidad explotada, La reproducción humana, El trabajo doméstico, y Las relaciones de producción.

Forman parte del comité ejecutivo, junto a Lidia Facón y Carmen Sarmiento, Maria Encarna Sanahuja, doctora en arqueología; Mercedes Izquierdo, economista; Montserrat Fernández Casido, auxiliar abogada; Pilar Altamira, psicóloga; Elvira Siurana, secretaria; Isabel Marín, dietista, y María Angeles Piquero, relaciones públicas.

La reproducción in vitro como un medio de liberación de la mujer fue planteada por la escritora María José Ragué en la presentación de la ponencia sobre la reproducción humana. "O la mujer escoge una vida inteligente, decidiendo no reproducirse más, o seguirá anclada en su destino milenario", dijo la ponente.

Luego añadió que sólo cuando las mujeres como grupo decidan no reproducirse más, entrarán en la historia humana de su propia clase "y dejarán atrás su historia animal". "Solo cuando sea posible la reproducción in vitro", insistió María José Ragué, "las mujeres podrán decidir y elegir, si así lo desean, una maternidad libre y responsable, ya que en estos momentos resulta imposible". Las palabras de la ponente originaron un vivo debate entre las feministas asistentes al congreso, con acaloradas discusiones entre las partidarias de estos postulados y las que se mostraban rotundamente contrarias.

La ponente finalizó su disertación asegurando que "sólo las mujeres que vivimos la alegría de una lucha larga y extraordinariamente transformadora tenemos capacidad para realizar la última revolución, la feminista, en la que nuestro poder dominará una reproducción inteligente, liberadas, por fin, de las miserias, los sufrimientos y los peligros de la maternidad animal a la que ahora estamos condenadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de julio de 1983