Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Navarra no tendrá presidente hasta finales de agosto

Al haber fracasado la posibilidad de llegar a un acuerdo de mínimos con el PNV y no obtener, en consecuencia, la mayoría suficiente en el Parlamento para la investidura, el Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE) ha decidido no presentar ningún candidato a la presidencia del Gobierno de esta comunidad foral.

Como quiera que la derecha no va a presentar un candidato que cuente con el respaldo necesario para ser elegido, Navarra no tendrá, pues, nuevo Gobierno hasta el 21 de agosto, fecha en la que los socialistas, en la persona de su secretario general, Gabriel Urralburu, lograrán presidir el Gobierno foral al encabezar la lista más votada en las elecciones del pasado 8 de mayo.Esta decisión del comité político del PSN-PSOE le fue comunicada por el propio Urralburu al presidente del Parlamento de Navarra, Balbino Bados, quien en las últimas horas ha mantenido conversaciones con los portavoces del PNV, Coalición Popular y UPN, partido este último que, según todos los indicios, tampoco presentará ningún candidato a la presidencia del Gobierno de esta provincia, a la vista de las dificultades para lograr un acuerdo con los nacionalistas. El propio Bados anuncié ayer que no va a proponer a ningún candidato, por lo que Urralburu será designado presidente en agosto conforme a la ley.

La diferente concepción respecto a la comunidad foral de Navarra ha impedido que el PSOE y el PNV llegasen a un acuerdo programático de mínimos. Gabriel Urralburu ha reconocido que se dieron amplias coincidencias entre el PNV y PSOE, aunque no las suficientes como para hacer un acuerdo programático.

No obstante el fracaso de las conversaciones PSOE-PNV, el secretario general del PSN ha manifestado que su partido está dispuesto a seguir negociando con los nacionalistas e incluso a realizar una oferta de colaboración. Urralburu matizó que su partido ofertará la posibilidad de un diálogo permanente entre el Gobierno socialista y el PNV de cara a concretar los objetivos básicos en problemas económicos, sociales e institucionales.

El PSOE ofecerá también a los nacionalistas, según Gabriel Urralburu, la posibilidad de pertencer a organismos como la Caja de Ahorros de Navarra y estar presentes en la comisión que negocia el convenio económico y las transferencias con el Estado. Asimismo, el Gobierno socialista estaría dispuesto a crear una comisión técnica que elabore un anteproyecto de ley foral del euskera, compuesta por representantes de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de julio de 1983

Más información

  • Tras fracasar las negociaciones entre PSOE y PNV