Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El Gijón, sin Maceda

Con gran sorpresa y no menor regocijo, en la crónica del partido Barcelona-Gijón (EL PAÍS, 13 de junio) leo sobre este último equipo que "su defensa hace aguas (sic) cuando le falta Maceda". Imagino que los defensas asturianos -que seguramente saben mejor que el cronista la diferencia que hay entre hacer aguas y hacer agua- han debido quedarse boquiabiertos al leer en letras de molde que, cuando no juega Maceda, ellos se dedican a "orinar y hacer de vientre" durante el partido. Como éste debe ser un secreto que sólo el cronista conocía, del que, probablemente, ni los espectadores se habían percatado, y que explica el gran número de empates conseguidos por el Gijón en la pasada temporada, el cronista podía haber dado algunos detalles más como, por ejemplo, si lo hacen todos a la vez, por turnos o al compás del silbato del árbitro... Bien es cierto que gustosos le hacemos merced de tales pormenores.En todo caso, debe ser bastante deprimente asistir a un partido en el que no juegue Maceda. Sabíamos que Maceda es un jugador extraordinario pero no nos sospechábamos ni remotamente que, para compensar sus ausencias, el entrenador hubiera de imponer tácticas tan sucias./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 1983